Cargando...

Mujer concebida tras violación: “La vida es el regalo más grande”

Rebeca Solórzano junto a su esposo e hijos. Foto: Salvar el 1.
Rebeca Solórzano junto a su esposo e hijos. Foto: Salvar el 1.

REDACCIÓN CENTRAL, 02 Ene. 17 / 05:30 pm (ACI).- Las circunstancias de su nacimiento, recuerda Rebeca Solórzano, de 30 años, fueron “adversas”: “nacer de una madre enferma, no apta para cuidar un hijo y, más aún, que el nacimiento de ese bebé sea, además, consecuencia de una violación”.

Conocer su origen la ayuda “a afrontar la vida con valentía”, asegura Rebeca en su testimonio publicado por la página pro-vida “Salvar el 1”.

Para ella, hoy casada y madre de tres hijos, “la vida es el regalo más grande que podemos tener y las decisiones que tomemos en ella definirán nuestro destino”.

Tengo un compromiso con la vida y la defenderé con todo mi corazón, porque a mí me dejaron vivir. Es tiempo de proteger la vida de las nuevas generaciones que formarán una nueva nación en el mundo”.

Rebeca asegura que “hay una voz en mi interior que sabe que la vida es valiosa sin excepción y agradezco infinitamente que me concedieran la gracia de vivir y ser la mujer que hoy soy”.

A pesar de las difíciles circunstancias que enfrentó al nacer, “hay historias que parecen milagros y yo soy un milagro”.

“No tuve la oportunidad de vivir con mi madre biológica, pero en cambio llegaron dos seres llenos de luz, que se convirtieron en mis padres adoptivos”, asegura.

“Mi padre es carpintero y mi madre ha trabajado en oficios varios”, señala, y recuerda que “crecí con ellos, en una familia humilde. Mis padres siempre lucharon por su niña”.

“Lucharon con paciencia y arduo trabajo hasta lograr que fuera capaz de valerme por mí misma. No fue fácil, pero esto me dio fortaleza para afrontar retos en mi vida y darme cuenta de lo que realmente quería. En esta familia maravillosa viví durante 23 años de mi vida”.

Rebeca alienta además a trabajar por el éxito en la vida “luchando y triunfando en cada batalla que vives por mínima que parezca”, así como “amando y agradeciendo los detalles más pequeños y la humildad que, a veces, olvidamos para con los demás”.

Para leer el testimonio completo de Rebeca Solórzano, puede ingresar a este enlace.

También te puede interesar:

Etiquetas: Aborto, No al Aborto, Aborto por violación, Defensa de la vida, violación

Comentarios

Pascua 2017
El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

Cara a cara con Alejandro Bermúdez
Libros del padre José Antonio Fortea