En una entrevista concedida al diario La Economía de Murcia, el Obispo de El Alto (Bolivia), Mons. Jesús Juárez, señaló que las uniones homosexuales nunca deberían recibir el nombre de matrimonio.

Mons. Juárez, un español que desde hace 42 años trabaja fuera del país, consideró que la iniciativa de legalizar las uniones homosexuales en España es el resultado de “políticas internacionales que van apareciendo en los países de mayor bienestar. Salieron de las reuniones de El Cairo, de Pekín, etc.”.

“Evidentemente, hay que ser respetuoso con todas las minorías, pero las mayorías también merecen un respeto. La opción sexual de una persona también depende de la formación que un individuo tenga. Nadie se puede considerar con derecho a condenar a nadie porque no piense igual que él, pero dentro de una tradición y de una lingüística nunca se había hablado del matrimonio entre dos hombres, siempre se habló del matrimonio entre hombre y mujer”, advirtió.

Según el Obispo, “los que creemos en Dios sabemos que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer, sobre todo para la transmisión de la vida. Dios dijo que la creación del hombre y la mujer siempre sería para la continuación de la vida. A esta situación se podría llamar unión u otra cosa, pero nunca matrimonio”.

“El hombre y la mujer, a través del matrimonio, alcanzan su realización, su felicidad, porque son iguales en dignidad, pero distintos en las funciones que deben efectuar”, agregó.

  • Tags: