Cargando...

Mons. Gómez respalda decisión de Corte Suprema de revisar medida migratoria de Obama

Por Eduardo Berdejo

Imagen referencial / Foto: Wikipedia Peter Haden (CC-BY-2.0)
Imagen referencial / Foto: Wikipedia Peter Haden (CC-BY-2.0)

WASHINGTON D.C., 20 Ene. 16 / 02:37 pm (ACI).- El Arzobispo de Los Ángeles (Estados Unidos), Mons. José Gómez, respaldó a la decisión de la Corte Suprema de revisar el caso de Texas vs Estados Unidos de América sobre las medidas migratorias del gobierno de Barack Obama, pues son “temporales y no sustituyen la reforma migratoria integral necesaria en nuestro país”.

En una declaración difundida el 19 de enero, el Prelado expresó que “me alegra que la Corte Suprema de Estados Unidos haya decidido revisar el caso de Texas vs. Estados Unidos de América”.

“No puedo hablar sobre las preguntas constitucionales en este asunto. Hablo como pastor. Y como pastor, sé que la situación es injusta e intolerable para millones de personas que son forzadas a vivir en las sombras en nuestro gran país”, afirmó Mons. Gómez.

“Cada día –denunció–, en nuestras parroquias, escuelas y vecindarios vemos el creciente daño causado a vidas humanas, especialmente a los niños y a las familias, debido a nuestro fracaso en aprobar una reforma migratoria integral”.

La acción ejecutiva migratoria de Obama del 20 de noviembre de 2014 quedó en suspenso el 16 de febrero de 2015 luego que un juez de Texas acogiera la demanda de 26 estados liderados por Texas, que señalan que el Presidente fue más allá de sus funciones y que su medida viola la Constitución.

En noviembre pasado el Quinto Circuito de la Corte de Apelaciones de Nueva Orleans respaldó este bloqueo.

La medida de Obama permite quedarse a los jóvenes que entraron ilegalmente antes de cumplir los 16 años, carecen de antecedentes penales y tenían menos de 30 años al 1 de enero de 2010; así como a los padres indocumentados de ciudadanos y residentes permanentes que ingresaron a Estados Unidos antes de esta fecha.

Sin embargo, estas restricciones dejan desamparados a más de 6 millones de indocumentados de los 11,3 millones que se calcula hay en el país. Según el Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC) de la Universidad de Syracuse, en los últimos 18 meses se emitieron 18,607 órdenes de deportación contra mujeres migrantes con niños. Además, de ellas el 86 por ciento no tuvo representación legal.

El Arzobispo indicó que “a nivel nacional, solamente en los últimos ocho años, más de 2 millones de personas indocumentadas han sido deportadas, entre ellos miles de padres y madres que han sido forzados a dejar atrás a sus cónyuges e hijos”.

“Millones más viven en constante temor de ser deportados ellos mismos, o de que un día, sin previo aviso, no puedan regresarse a casa para la cena y quizá nunca vuelvan a ver a sus familias”, advirtió.

El Prelado señaló que “las acciones ejecutivas en discusión en este caso son temporales y no sustituyen la reforma migratoria integral necesaria en nuestro país. Pero son medidas de misericordia, que proporcionarían algo de tranquilidad a casi 9 millones de personas, entre ellos, 4.5 millones de niños”.

El Arzobispo de Los Ángeles recordó que “las personas no dejan de ser nuestros hermanos y hermanas sólo porque tienen un estatus migratorio irregular. No importa cómo llegaron aquí, no importa qué tan frustrados estemos con el gobierno; no podemos perder de vista su humanidad sin al mismo tiempo perder la nuestra”.

En ese sentido, reiteró su respaldo su respaldo a la decisión del máximo tribunal. “Hasta que los legisladores en Washington no se llenen de humildad y valentía para dejar de lado sus diferencias y busquen una solución común, la Corte Suprema puede ser nuestra última esperanza para devolver la humanidad a nuestras políticas de inmigración”, expresó.

Etiquetas: Estados Unidos, Mons. José Gómez, Reforma migratoria, Inmigración

Comentarios

Síguenos:

Actividad reciente: