25 de junio de 2003 - 2:10 PM

Mons. Calderón destaca papel clave de Isabel la Católica en evangelización de América

Redacción ACI Prensa

Mons. Calderón destaca papel clave de Isabel la Católica en evangelización de América

Al recibir la Gran Cruz de Isabel la Católica, máxima condecoración del gobierno español, el Vicepresidente del Pontificio Consejo para América Latina, Mons. Cipriano Calderón Polo, dedicó el premio al “Continente de la Esperanza” y destacó el papel clave de la soberana como iniciadora de la evangelización del Nuevo Mundo. En el discurso que pronunció ante los diplomáticos y autoridades europeas y americanas reunidas en la Embajada de España ante la Santa Sede, Mons. Calderón ofreció el galardón “a las naciones hermanas de España, pensando que Isabel la Católica fue, de alguna manera, la iniciadora de la Evangelización de América”.

El Obispo precisó que cuando el Papa Juan Pablo II dice que "la primera evangelizadora de América fue la Virgen de Guadalupe”, “se refiere naturalmente al terreno espiritual, devocional-eclesial, de la gran epopeya evangelizadora allí iniciada por los misioneros españoles procedentes en gran número de mi tierra de Extremadura”.

Mons. Calderón señaló que “aparte o junto a la labor realizada por la Virgen desde el cielo y desde la colina del Tepeyac, en Guadalupe, México, es necesario decir que, en el inicio de la acción misionera, desplegada en el Nuevo Mundo a raíz del descubrimiento, la figura que planeó y dio el impulso a la acción evangelizadora fue la Reina Isabel la Católica, con sus recomendaciones a Cristóbal Colón o a los demás descubridores, prelados y frailes, enviados por los Reyes de la unidad de España, los Reyes de Castilla-Aragón, y también con sus disposiciones en las leyes y sobre todo en su Testamento con el anexo "Codicilo", de tan rico contenido misionero, en orden a la "conversión" de aquellos "pueblos" a ‘nuestra santa fe católica’, como decía Isabel”.

El Obispo expresó su deseo de que el galardón “sea un signo de la Evangelización de América y un homenaje a la insigne Reina que la hizo posible en sus comienzos y que, por ello y por su santidad de vida, bien merece, si así lo dispone la Iglesia, ser llevada a los Altares como deseamos y para ello trabajamos, sobre todo con ocasión del V centenario de su muerte, que se cumple el próximo año”.

Mons. Calderón agradeció la concesión de la condecoración “ante todo a esa Sierva de Dios, la Reina; a su España, nuestra patria a la que amamos con "lealtad acrisolada", como dice la insignia”; Rey Juan Carlos, al gobierno de José María Aznar, a los embajadores de España ante la Santa Sede, y al servicio de las Iglesias y de los Pueblos de América Latina”.

“Pienso que cualquier homenaje que se hace a un Obispo o a un sacerdote hay que interpretarlo siempre en clave de Evangelización, pues en la Iglesia los homenajes han de estar, en cualquier caso, referidos a Jesucristo”, indicó Mons. Calderón.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios