El Administrador Apostólico de la Diócesis de Córdoba, Mons. Juan José Asenjo, invitó hoy a los católicos a que, con motivo de la Cuaresma, recuperen el ejercicio del Vía Crucis, ya que es "una práctica piadosa, de gran riqueza espiritual, que puede ayudarnos mucho en nuestro camino de conversión" del corazón.

De hecho, según subrayó el también Arzobispo Coadjutor de Sevilla en una carta pastoral a la que ha accedido Europa Press, el Vía Crucis ha estado "bendecido secularmente por la Iglesia y primado con numerosas indulgencias" y, su práctica, "ha hecho muchísimo bien a generaciones y generaciones de cristianos, que, ya en la Edad Antigua y en la alta Edad Media, peregrinaban a los santos lugares de Palestina y recorrían con piedad, fervor y compunción de corazón los escenarios de la Pasión del Señor, meditando en cada uno de los acontecimientos redentores".

Por ello, el Administrador Apostólico de Córdoba invitó a "recuperar esta devoción allí donde se haya perdido y practicarla con fervor creciente allí donde, gracias a Dios, no ha desaparecido del todo".

El Prelado argumentó que "la contemplación de las distintas escenas del camino de Jesús hacia el Calvario, revividas con la lectura de los textos bíblicos correspondientes y la apoyatura de la cálida reflexión de un buen autor ascético, nos ayudará a penetrarnos, como nos pide San Pablo, de los mismos sentimientos de Cristo, el cual siendo de condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, tomó la condición de esclavo".

  • Tags: