Cuando falta poco más de 50 días para la visita del Papa Benedicto XVI a la ciudad bávara de Ratisbona (Regensburg), un grupo de monaguillos de esta ciudad distribuyó ayer entre los transeúntes la golosina preferida del Papa, la galleta rellena "Hanuta-Waffel", para alentar la participación en los actos del Santo Padre.

Según informa la agencia Kath.net, unos 20 monaguillos de Mindelstetten, barrio de Ratisbona, distribuyeron el sábado el curioso regalo. Uno de los organizadores, Georg Fesslmeier, señaló que "los monaguillos de Mindelstetten queremos con esta acción realizar algo concreto para que esta visita pontificia se recuerde como el evento del siglo en nuestra ciudad".

El próximo 12 de septiembre, fecha prevista para la visita del Papa a Ratisbona, serán aproximadamente 15 mil monaguillos de todas las diócesis de Baviera los que acompañarán al Papa Benedicto XVI en una multitudinaria Misa.

El encargado diocesano de los monaguillos, Johann Graf señaló que "el estar cerca del Papa y poder vivir con él este acontecimiento, será sin duda una especial experiencia en la vida de este gran grupo de monaguillos. Con su presencia, sus oraciones y sus cantos los muchachos participarán de la misa de modo intenso y activo".

Asimismo, Graf señaló que es muy grato ver el entusiasmo con que se preparan los monaguillos para el encuentro con el Santo Padre. Inclusive, antes de recibirlo en Ratisbona, unos 35 mil monaguillos alemanes participarán en la peregrinación internacional de monaguillos a Roma el 1 y 2 de agosto próximos, "una cifra sin precedentes".

  • Tags: