El Papa Francisco expresó su pesar tras conocer la noticia de la explosión ocurrida en la localidad de Tultepec, en el estado de México, en la que fallecieron más de 30 personas.

El Santo Padre expresó su cercanía y solidaridad con todos los afectados por la detonación de 300 toneladas de explosivos que estallaron en el mercado San Pablito, en Tultepec, en un área de un tamaño aproximado de dos campos de fútbol.

La explosión, ocurrida el martes 20 de diciembre, sorprendió a cientos de personas que compraban fuegos artificiales para las fiestas navideñas, además de trabajadores y vendedores del lugar.

Según informa SIAME, el Pontífice envió un telegrama a Mons. Guillermo Ortiz Mondragón, Obispo de Cuautitlán, firmado por el Secretario de Estado, Cardenal Pietro Parolin.

En el texto el Papa manifestó “a todos los hijos de ese amado pueblo mexicano les quiero hacer llegar mi cercanía y afecto en estos duros momentos; elevo mis oraciones al Señor y encomiendo muy especialmente a su misericordia el eterno descanso de todas las víctimas, así como a los heridos y sus familias”.

“El Papa Francisco, invocando la maternal intercesión de la Santísima Virgen María de Guadalupe, les imparte de corazón la confortadora bendición apostólica, como signo de esperanza cristiana en el Señor resucitado”, concluye el telegrama.

Más en América

También te puede interesar: