La Canciller alemana, Ángela Merkel, aseguró que “hay pocas posibilidades” de que en un nuevo Tratado Constitucional de la Unión Europea (UE) haya alguna referencia a Dios o a la religión, aunque dijo que estaría de acuerdo con esta consideración.

Al reunirse con los líderes de diferentes religiones, Merkel señaló que los europeos deben “promover la tolerancia entre  las diferentes comunidades religiosas y étnicas”. Agregó que para ella lo más importante del nuevo tratado es que dé a la UE una auténtica capacidad para actuar.

La inclusión de una mención a las raíces cristianas de la Unión ha sido uno de los obstáculos en la redacción del tratado. Su inclusión fue defendida por los anteriores gobiernos de España e Italia, las autoridades de Polonia y el partido democristiano de Merkel.

  • Tags: