El Arzobispo de Buenos Aires (Argentina), Cardenal Jorge Mario Bergoglio, destacó el papel de la Virgen María en la historia humana y afirmó que también es ejemplo de la mujer que asume la maternidad.

El Purpurado hizo esta afirmación durante la Misa de apertura de la 102 Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA). "La madre indica, intercede y finalmente dispone pero en referencia al Hijo: ‘hagan lo que Él les diga’", señaló.

El Cardenal Bergoglio dijo que María es la mujer "discreta que hace el espacio para que el Hijo realice el signo, la que siempre está posibilitando esta realidad pero no como dueña ni incluso como protagonista, sino como servidora, la estrella que sabe apagarse para que el Sol se manifieste".

"Así es la mediación de María a la que nos referimos hoy. Mediación de mujer que no reniega de su maternidad, la asume desde el principio; maternidad con doble parto, uno en Belén y otro en el Calvario; maternidad que contiene y acompaña a los amigos de su Hijo el cual es la única referencia hasta el fin de los días", destacó.

Indicó que por ello los católicos veneran a María, "Madre y Servidora, la que precede a Cristo en el horizonte de la historia de la salvación, la que acompaña a la Iglesia que, confortada por la presencia de Cristo, camina en el tiempo hacia la consumación de los siglos".

"A ella le pedimos que, como buena Madre que sabe componer las cosas, haga espacios en nuestro corazón para que, en medio de la abundancia de pecado, sobreabunde la gracia del Espíritu que nos hace libres e hijos", concluyó.

Más en América

  • Tags: