Con el fin de apoyar a los profesionales de la salud que están contra el proyecto de aborto en Argentina, diversas confesiones religiosas realizarán el 29 de junio un “Abrazo simbólico al Hospital Rawson”, en San Juan de Cuyo.

El Arzobispo de San Juan de Cuyo, Mons. Jorge Lozano, junto a representantes de la Iglesia Evangélica, Adventistas y la Comunidad Bahai entre otros, expresaron su apoyo a esta iniciativa el 26 de junio.

Mons. Lozano expresó su preocupación por el intento de legalizar el aborto. Por ello, alentó a todas las comunidades religiosas y a la ciudadanía a participar del acto “en defensa del más elemental derecho humano”.

El abrazo simbólico se realizará a las 11:00 a.m. en el Hospital Rawson, centro médico que atiende a más de 1.200 pacientes por día. El evento es organizado por la Asociación Médica y la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de San Juan.

Por su parte, los obispos de las Diócesis de San Luis, San Rafael, Mendoza y San Juan de Cuyo también manifestaron su “apoyo y cercanía a las personas e instituciones de la salud vinculadas a la vida naciente” que se acercaron con “sus angustias, preocupaciones y dolores” ante la posibilidad de que se legalice el aborto.

En un mensaje difundido el 25 de junio, los obispos cuestionaron que los médicos que se acojan a la objeción de conciencia deban registrarse.

Más en América

“Nadie puede ser obligado a obedecer una orden que vaya en contra de sus principios y de los mandatos objetivos del respeto a la dignidad de toda vida humana”, aseguraron.

Los obispos denunciaron que el proyecto aprobado en la Cámara de Diputados el pasado 14 de junio “reviste rasgos de autoritarismo”, ya que va en “contra de los principios legítimos personales e institucionales respecto del cuidado de la vida”.

Por ello solicitaron a los senadores “que asuman la responsabilidad” y “expresen con su voto a favor de la vida el sentir federal de nuestras provincias. Que los intereses económicos y demográficos, subordinados a factores de poderes internacionales, no determinen una decisión en contra de la vida”.

“Mantenemos la esperanza de que es posible un camino diferente e inclusivo que proteja toda vida, especialmente la vida inocente en gestación, la de los más pobres y vulnerables y de quienes tienen capacidades diferentes”.

El comunicado fue firmado por Mons. Lozano; el Administrador Apostólico de Mendoza, Mons. Dante Braida; el Obispo de San Rafael, Mons. Eduardo Taussig; el Obispo de San Luis, Mons. Pedro Martínez Perea; y el Obispo Auxiliar de Mendoza, Mons. Marcelo Mazzitelli.