Las máximas autoridades católicas y musulmanas en Irak condenaron este lunes la serie de atentados contra iglesias católicas el domingo.

La máxima autoridad musulmana chiíta en Irak, el gran Ayatolá Alí Sistani, calificó de “terribles crímenes” los ataques en un comunicado dado a conocer por su oficina en Nayaf, la ciudad santa chiíta del sur de Irak.

El ayatolá Sistani también subrayó en su texto “la necesidad de respetar los derechos de los cristianos en Irak y de las otras religiones, así como su derechos de vivir en su casa, en Irak, en paz”.

Por su parte, El Patriarca caldeo, jefe de la comunidad cristiana más importante de Irak, Monseñor Emmanuel Delly, hizo un llamamiento en Bagdad a favor de “la unión de los cristianos y los musulmanes de Irak”.

Mons. Rabban al Qas, Obispo de Amadiya, señaló que “estos atentados son actos contra la humanidad y contra los principios humanos y religiosos. Nosotros los cristianos queremos un Irak en paz, que vive en la fraternidad: estos terroristas en cambio no quieren nada de eso. Pero el integrismo terrorista no frenará la marcha del nuevo Irak”, agregó.

El Prelado hizo finalmente un llamado a Europa “pero no a los Estados, que están haciendo de todo para eliminar su identidad cristiana, sino a los cristianos y a las iglesias de Europa: Ayuden a los cristianos irakíes a que se queden en Irak para el bien de su país”.

Más en España

  • Tags: