23 de abril de 2008 - 5:49 AM

Líder lefebvrista descarta que sea tiempo de "firmar un acuerdo con Roma"

Redacción ACI Prensa

obispo excomulgado Bernard Fellay
obispo excomulgado Bernard Fellay

Bernard Fellay, superior general de la Fraternidad San Pío X que reúne a los seguidores del obispo excomulgado Marcel Lefebvre, señaló que "verdaderamente nada ha cambiado", en referencia a la publicación del Motu Proprio Summorum Pontificum que liberaliza la Misa tridentina en latín; y sostuvo que aún no es tiempo de "firmar un acuerdo con Roma".

En una carta con fecha 14 de abril dirigida a los amigos y benefactores de este grupo cismático, Fellay comenta que la publicación del Motu Proprio es "un signo evidente de buena voluntad" que "no dejaría a nuestra sociedad más que una sola cosa por hacer: 'firmar un acuerdo con Roma'. Lamentablemente algunos de nuestros amigos se han dejado caer en este juego de ilusiones".

El líder, uno de los cuatro obispos ordenados por Mons. Lefebvre en 1988 sobre quienes también recayó la excomunión, indica en la carta publicada en el sitio web Dici.org, que "en el fondo, además de la apertura litúrgica del Motu Proprio, verdaderamente nada ha cambiado" en la posición de la Iglesia para con ellos.

Seguidamente, haciendo un recuento del uso de palabras "herético" y "cismático" luego del Concilio Vaticano II, Fellay asegura que estos términos "califican a las religiones más cercanas a la católica" y ahora "han desaparecido; aunque son eventualmente utilizados, sobre todo el de 'cismáticos', para designarnos".

Al hablar del término excomunión, Fellay dice que la nueva aproximación a ésta "se llama 'ecumenismo', y contrariamente a lo que todos creen, no se trata de un regreso a la unidad católica que es a lo que se refiere, sino del establecimiento de una nueva forma de unidad que no requiere mayor conversión".

Para el obispo excomulgado, "el Motu Proprio que introdujo una esperanza de cambio hacia la nueva liturgia, no está acompañado de medidas lógicamente correlativas dentro de los otros dominios de la vida de la Iglesia".

Fellay, quien hace un recuento de supuestos "errores" de la Iglesia Católica, también resalta que "dado que los hechos no corroboran la afirmación nueva, se debe concluir que nada ha cambiado en la voluntad de Roma" pese a "los 40 años de crisis, pese a los conventos despoblados, pese a los presbiterios abandonados, pese a las iglesias vacías".

Además, para el líder de la Fraternidad San Pío X "las universidades católicas persisten en sus divagaciones, la enseñanza del catecismo sigue siendo desconocida mientras que la escuela católica ya no existe más como específicamente católica: se ha convertido en una especie extinta".

Bernard Fellay afirma luego que la Fraternidad San Pío X "se goza francamente en la voluntad papal de reintroducir el antiguo y venerable rito de la Santa Misa", pero precisa a continuación que "sin desesperar, sin impaciencia, constatamos que el tiempo de acuerdo todavía no ha llegado".

El obispo cismático señala después que "seguimos pidiéndole al Santo Padre la anulación del decreto de excomunión de 1988".

La Fraternidad San Pío X reúne a los seguidores del obispo francés Marcel Lefebvre, quien fue excomulgado en 1988 por haber ordenado a cuatro obispos sin el consentimiento del Santo Padre.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios