Para prevenir que más niños por nacer sean abortados, se creó en Argentina el programa de adopción espiritual, donde los participantes se comprometen a orar todos los días por un bebé en gestación y en peligro de ser asesinado en el vientre de su madre.

Al año mueren más de 50 millones de bebés en todo el mundo a causa del aborto en sus distintas formas. Ante esta triste situación, el programa de adopción de un bebé por nacer busca personas que, comprometidas con la vida, ofrezcan su trabajo y oración por los bebés durante los nueve meses de gestación, repitiendo esta breve oración: "Jesús, María y José, les ruego que salven la vida de (...) que he adoptado y está en peligro de ser abortado".

Los autores de la iniciativa explicaron que posiblemente el bebé en riesgo de morir "solo conocerá a Dios, pero en la eternidad, se tendrá la certeza de que el bebé conocerá a aquellos que se comprometieron con él en su corta vida".

Además cada participante del programa recibirá un certificado de compromiso, con el nombre del bebé, la fecha de adopción y la posible fecha de nacimiento. Asimismo, los promotores de la iniciativa sugieren que, si el bebé se salva de ser abortado, los adoptantes ofrezcan una Misa de acción de gracias por su nacimiento, y de ser posible, ayuden a las madres necesitadas con alimento o ropa para los pequeños.

Si usted está interesado en adoptar un bebé por nacer en peligro de ser abortado, puede escribir al correo escuelatmoro@gmail.com  

  • Tags: