2 de marzo de 2018 10:31 pm

La sociedad actual tiene un concepto “confuso y conflictivo” de la muerte, dice Arzobispo

POR MARÍA XIMENA RONDÓN | ACI Prensa

Imagen referencial / Foto: Flickr Anngav (CC-BY-2.0)
Imagen referencial / Foto: Flickr Anngav (CC-BY-2.0)

En su reciente columna semanal, el Arzobispo de Los Ángeles (Estados Unidos), Mons. José Gomez, reflexionó sobre el “confuso y conflictivo” concepto que la sociedad actual tiene sobre la muerte.

Mons. Gomez recordó el tiroteo perpetrado a mediados de febrero por un muchacho de 19 años en una escuela de Parkland, en Florida, y cuestionó “cómo es posible que la gente pueda hacer semejantes cosas, y cómo es que el asesinato se llega a infiltrar en el corazón de una persona”.

Al respecto, afirmó que la sociedad actual tiene un “confuso y conflictivo” concepto sobre la muerte.

Señaló que por un lado se le teme ya que “tratamos de fingir que no es real” y “la trivializamos, hacemos bromas sobre ella”.

Sin embargo, a la vez “parece que glorificamos la muerte en nuestra cultura” por medio de los programas de televisión y películas donde “vemos a las personas sufrir y morir por ‘entretenimiento’”, y “permitimos que nuestros niños jueguen juegos que básicamente los hacen matar a personas ‘virtuales’”.

“Y todo eso se extiende a nuestra sociedad, que está inundada de armas y violencia, inclusive la violencia del aborto y eutanasia. Es una sociedad en la que la vida a menudo parece algo ‘barato’ o desechable, como nos lo sigue recordando nuestro Santo Padre”, manifestó el Arzobispo de Los Ángeles.

Ante esta realidad, Mons. Gomez precisó que Dios “no creó la muerte”, sino que esta “entró a nuestro mundo a través de nuestra propia inclinación humana al pecado”.

“Pero la muerte no tiene la última palabra en la vida de nadie, porque el amor de Dios es más fuerte que la muerte y Jesucristo ha vencido el pecado y ha destruido a la muerte”, destacó.

“Debemos recordar eso, especialmente en estos tiempos difíciles. Más aún, hemos de recordar que Jesucristo, que murió una vez y vive ahora para siempre, camina con nosotros en el camino que llamamos la vida”, prosiguió.

En ese sentido, indicó que “nuestra tarea a un plazo más largo es propagar en nuestra sociedad una verdadera comprensión de la muerte y del significado de la vida”.

También sugirió recuperar una antigua práctica de la Iglesia Católica llamada “memento mori”, que significa “recuerda que has de morir”. Señaló que la Cuaresma es el tiempo litúrgico adecuado para hacerlo, ya que en el Miércoles de Ceniza el sacerdote pronuncia la frase: “Recuerda que eres polvo y en polvo te convertirás”.

“Recordar que moriremos nos ayuda a mantener la perspectiva de la vida. Nos hace ver en qué nos debemos apoyar y qué debemos de dejar ir. Nos señala lo que es importante y lo que no lo es. Nos permite asegurarnos de valorar nuestras relaciones más que el dinero o que las cosas”, expresó.

El Prelado afirmó que Dios “nos creó, a cada uno de nosotros, con un hermoso propósito y se comprometió a ayudarnos a convertirnos en las personas que estamos destinadas a ser”.

“Por eso, lo que hagamos en esta vida tiene importancia, porque lo que hacemos moldea lo que hemos de llegar a ser. Y dentro del plan de Dios, está el hecho de que Él quiere que nos volvamos como Él, para ser transfigurados a la imagen de su Hijo, Jesucristo”, concluyó.

Puede leer la columna completa AQUÍ.

También te puede interesar:

Etiquetas: Estados Unidos, Muerte, Mons. José Gómez, Arzobispo de Los Ángeles, Cultura de muerte

Comentarios