19 de setiembre de 2003 - 2:09 PM

La santidad es la necesidad pastoral más urgente en nuestros días, afirma el Papa

Redacción ACI Prensa

La santidad es la necesidad pastoral más urgente en nuestros días, afirma el Papa

Al recibir en Castelgandolfo a 180 participantes en un curso de formación para obispos angloparlantes en tierras de misión –organizado por la Congregación para la Evangelización de los Pueblos–, el Papa Juan Pablo II exhortó a los prelados a ser santos” pues “la santidad es la necesidad pastoral más urgente en nuestros días”. En su discurso en inglés, el Santo Padre resaltó que “la actividad misionera en todo el mundo en nuestros días sigue siendo una tarea apostólica urgente y estáis llamados a ser sus defensores valientes e incansables en medio de las dificultades y problemas diarios”.

Más adelante, el Pontífice recordó que en su encíclica “Redemptoris missio” escribió que la Iglesia debe comprometerse en una nueva evangelización y en la misión ‘ad gentes’. Ningún creyente en Cristo, ninguna institución de la Iglesia, puede dejar de cumplir este deber supremo: anunciar a Cristo a todos los pueblos”.

“Entre vuestras tareas se encuentra la de transmitir el don de la fe y animar a vuestras comunidades a ser evangelizadores. Hay sitio para todos en la viña del Señor. Nadie es tan pobre como para no dar nada. Nadie es tan rico como para no recibir nada”, afirmó el Papa.

“Que en vuestra alma resuene cada día el eco de la exhortación del Redentor: ‘¡Duc in altum!’. Es una invitación a lanzar ‘redes espirituales’ en el mar del mundo. A cambio, los que confían en el Maestro Divino experimentarán la maravilla de la pesca milagrosa”, agregó el Santo Padre.

Al referirse a la santidad como la “necesidad pastoral más urgente en nuestros días”, el Papa resaltó que “ninguna actividad, por importante que sea, debe alejaros de esta prioridad espiritual, que es la guía del mandato apostólico recibido con la ordenación episcopal. Jesús, el Buen Pastor, os hace compañeros suyos a la hora de servir al pueblo cristiano como padres, maestros y pastores”.

Juan Pablo II concluyó invitando a los prelados a imitar a los santos, mártires y confesores de sus comunidades. "¡Seguid sus pasos! Sed pastores que, con el ejemplo más que con las palabras, honran el Evangelio e inspiran en los que les rodean el deseo de conocerlo mejor y ponerlo en práctica”, agregó.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios