14 de mayo de 2003 - 2:09 PM

La mayor ofrenda del hombre a Dios: un corazón arrepentido

Redacción ACI Prensa

La mayor ofrenda del hombre a Dios: un corazón arrepentido

Durante su Catequesis de los miércoles, el Papa Juan Pablo II retomó el comentario a los salmos y cánticos que componen la Liturgia de la Horas al abordar los versículos del 52 al 57 del Cántico del Libro de Daniel, también conocido como la “Oración de Azarías en el horno”. El Pontífice dijo que este Cántico, que la Iglesia reza en las Laudes del Domingo IV de la Liturgia de las Horas,  “es una súplica elevada al Señor con ardor y sinceridad. Es la voz de Israel que está experimentando la dura vicisitud del exilio y de la diáspora entre los pueblos”. Azarías, continuó, es condenado a muerte, con otros dos fieles, por no haber renunciado a su fe.

“La persecución viene considerada en este Cántico como una justa pena con la que Dios purifica al pueblo pecador”, dijo el Santo Padre; al señalar que “Dios es fiel y no desmentirá sus promesas. Aunque la justicia exige que Israel sea castigado por sus culpas, existe la certeza de que la última palabra será la de la misericordia y del perdón”.

Asimismo, señaló que “el orante se acerca al Señor y le ofrece el sacrificio más precioso y agradable: el ‘corazón contrito’ y el ‘espíritu humilde’”.

El Santo Padre señaló que éste es “el centro de la existencia, el yo renovado por la prueba que es ofrecido al Señor, para que lo acoja como señal de conversión y de consagración al bien. Con esta disposición interior cesa el miedo, se apagan la confusión y la vergüenza, y el espíritu se abre a la confianza en un futuro mejor, cuando se cumplirán las promesas hechas a los padres”.

Juan Pablo II señala que la frase final de la súplica de Azarías “produce un fuerte impacto emotivo y es de una profunda intensidad espiritual: “Ahora te seguimos de todo corazón, te tememos y buscamos tu rostro”.

“Ha llegado el momento –concluyó el Santo Padre- en el que nuestro camino está abandonando las vías perversas del mal, los senderos tortuosos y oblicuos. Nos disponemos a seguir al Señor movidos por el deseo de encontrar su rostro”.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios