6 de enero de 2017 6:04 pm

La Iglesia puede ayudar a curar heridas interraciales en Estados Unidos, afirman Obispos

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Flickr de Bahai.us (CC BY-NC 2.0)
Imagen referencial / Flickr de Bahai.us (CC BY-NC 2.0)

El Grupo de Trabajo especial sobre el racismo y la paz de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos –USCCB, por sus siglas en inglés – aseguró que la Iglesia Católica puede ser una fuerza que ayude a curar las relaciones interraciales en el país, gravemente afectado por conflictos raciales que terminan incluso en asesinatos.

“Nos encontramos en un momento críticamente importante para nuestras comunidades individuales y para nuestra nación en su conjunto”, señaló el Arzobispo de Atlanta, Mons. Wilton Gregory, quien escribió la introducción al informe publicado el 5 de enero.

“La Iglesia tiene una tremenda oportunidad y, creemos, una responsabilidad igualmente grande de congregar a las personas en la oración y el diálogo, para comenzar nuevamente el trabajo vital de fomentar la sanación y la paz duradera”, aseguró.

Los esfuerzos para “erradicar el racismo” y “crear dinámicas saludables en nuestros barrios” son proyectos a largo plazo, explicó el Arzobispo, quien sirvió como Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos entre 2001 y 2004.

El informe considera varios incidentes de alto perfil registrados en los últimos meses, en los que hombres afroamericanos murieron en encuentros con la policía. La gran cantidad de emboscadas mortales de oficiales de la policía también aumentaron las tensiones.

“Una declaración sobre el racismo a nombre de todo el cuerpo de los Obispos es importante ahora más que nunca”, se sostiene.

El grupo de trabajo se reunió con los Obispos de las comunidades afectadas por la violencia y la agitación. Entrevistó a personas claves, entre ellos la policía y un estudiante que participó en las manifestaciones de Ferguson, Missouri y Charleston.

Por otro lado, en el informe aseguraron que la oración es esencial y alentaron a los Obispos a fomentar ocasiones para rezar por la paz en sus comunidades durante el año, ya sea en las Misas, Rosarios y en el trabajo interreligioso. Recomendaron diálogos con los miembros de la comunidad local, incluidos líderes religiosos, funcionarios policiales y jóvenes, sobre asuntos que lleven hacia una acción concreta. Además, discutieron sobre las oportunidades de financiamiento para la Campaña Católica para el Desarrollo Humano.

Mons. Gregory, quien presidió el grupo de trabajo junto a varios otros obispos, había resumido el informe en una presentación en la asamblea general de la USCCB.

“La Iglesia está en su mejor momento cuando es una voz audaz y profética del poder del amor sobre el que se basa nuestra fe, el amor de Jesucristo”, expresó el Arzobispo en esa oportunidad.

El informe incluye además la Oración por la Paz en Nuestras Comunidades, publicada en septiembre de 2016.

“Llénanos de tu misericordia para que, a su vez, podamos ser misericordiosos con los demás (…). Elimina el orgullo, la sospecha y el racismo para que podamos buscar la paz y la justicia en nuestras comunidades”, se pide en la oración.

“Rodeados por la violencia y los gritos por justicia, escuchamos tu voz diciéndonos lo que se requiere: ‘Sólo hacer justicia y amar la bondad, y caminar humildemente con tu Dios’”.

Traducido y adaptado por Bárbara Bustamante. Publicado originalmente en CNA.

También te puede interesar: 

Etiquetas: Estados Unidos, Iglesia, Obispos de Estados Unidos, Iglesia en Estados Unidos, racismo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios