2 de marzo de 2018 6:14 pm

La finalidad esencial de un colegio católico es formar católicos, afirma Arzobispo

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Flickr PAL LTER (CC BY-SA 2.0)
Imagen referencial / Crédito: Flickr PAL LTER (CC BY-SA 2.0)

“La finalidad esencial de un colegio católico es formar católicos”, afirmó el Arzobispo de La Plata (Argentina), Mons. Héctor Aguer, al celebrar el centenario de la creación del Consejo de Educación Católica de la provincia de Buenos Aires.

El Prelado animó a los colegios católicos a formar “hombres y mujeres de fe, imbuidos de una visión cristiana del mundo, razonada y a la vez intuitiva y voluntaria”.

La Eucaristía presidida por Mons. Aguer el 26 de febrero se celebró en la catedral Nuestra Señora de los Dolores y fue concelebrada por el Obispo Auxiliar, Mons. Nicolás Baisi, actual presidente del Consejo, y por sacerdotes vinculados al ámbito educativo.

En su homilía, Mons. Aguer explicó que “la acción educativa de la Iglesia, con sus más y sus menos, es decisiva en la cultura nacional”.

“¿Quién se atreverá a negarlo? Estamos haciendo el ‘aguante’, desde hace varias décadas, en favor de nuestro pueblo, cuando el sistema estatal no consigue repuntar”, aseguró.

Agregó que “las reformas y las reformas de las reformas han acelerado la catástrofe ¡Dios nos libre de una revolución educativa!”.

Asimismo, señaló que el aporte económico que entrega el Estado al subsistema educativo de la Iglesia “no puede coartar nuestra libertad, ni limitar mezquinamente nuestro esfuerzo”.

“Comprendemos las dificultades presupuestarias de la Provincia, pero quiero pensar que las autoridades advierten que la inversión en nuestros colegios no es un favor que nos hacen. El más sencillo y barrial de los colegios católicos tiene largas listas de espera”, puntualizó.

El Arzobispo también alentó a “tender con decisión” hacia algunas metas como “fortalecer los colegios de las zonas periféricas y colegios técnicos, apostando a una educación de calidad que prepare para el trabajo”.

Presionar a los políticos “copados por economistas y magos de las finanzas, de modo que procuren con coherencia el bien común y el desarrollo nacional creando trabajo genuino”, señaló.

Indicó que en la tarea educativa también existen dificultades, como las “familias más o menos recompuestas –lo digo con respeto y cariño- que dejan a sus hijos en la puerta del colegio y solo acuden para quejarse (no podemos omitir la instrumentación de una seria y paciente pastoral familiar)”.

Otro desafío es el “influjo arrollador de la cultura vigente y de los medios de comunicación, que a menudo lo son de manipulación” y también “la computadora, la tableta y el ‘telefonito’, que ponen a disposición de los niños toda la grandeza, la belleza y la basura del mundo”.

Finalmente, Mons. Aguer expresó su gratitud “por lo que la gracia nos ha permitido hacer en servicio de nuestros hermanos, a pesar de nuestras múltiples deficiencias”.

“Renovamos la esperanza de que aún se nos concederá, a partir de este centenario, trabajar más y mejor por la educación católica y por un futuro dichoso para la Patria”, concluyó.

El Consejo de Educación Católica está presente en las 19 jurisdicciones eclesiásticas de la provincia de Buenos Aires, y representa a los colegios de gestión eclesial ante las autoridades civiles. Sus autoridades son designadas por el Arzobispo de La Plata.

También te puede interesar:

 

Etiquetas: Argentina, Mons. Héctor Aguer, Educación, Educación Católica, Iglesia en Argentina, colegio

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios