20 de octubre de 2003 2:11 pm

Juan Pablo II: Teresa de Calcuta enseña a los cristianos a ser testigos de la caridad

Redacción ACI Prensa

Juan Pablo II: Teresa de Calcuta enseña a los cristianos a ser testigos de la caridad

Al recibir a los peregrinos que participaron ayer en la beatificación de Madre Teresa de Calcuta, el Papa Juan Pablo II aseguró que la religiosa ha sido “una de las misioneras más grandes del siglo XX” y enseñó con su vida que todos los cristianos deben ser testigos de la caridad. Tras recordar que "estaba unido (a la Madre Teresa) por una gran estima y un sincero afecto", el Santo Padre aseguró que “de esta mujer sencilla, proveniente de una de las zonas más pobres de Europa, el Señor ha hecho un instrumento elegido para anunciar el Evangelio a todo el mundo no con la predicación, sino con gestos cotidianos de amor hacia los más pobres”.

La Madre Teresa fue una “misionera con el lenguaje más universal: el de la caridad sin límites y exclusiones, sin preferencias sino hacia los más abandonados", explicó.

El Pontífice señaló que la fundadora de la Congregación de los Misioneros y de las Misioneras de la Caridad, fue "una misionera de caridad, una misionera de paz, una misionera de vida. Siempre habló en defensa de la vida humana, incluso cuando su mensaje fuese mal recibido”.

“Toda la vida de Madre Teresa fue un himno a la vida. Su misma sonrisa fue un 'sí' a la vida, un 'sí' alegre, nacido de una fe y un amor profundos, un 'sí' purificado en el crisol del sufrimiento. Renovó ese 'sí' cada mañana, en unión con María, a los pies de la Cruz de Cristo", agregó el Papa.

Asimismo, precisó que "Teresa de Calcuta ha sido realmente Madre. Madre de los pobres, madre de los niños. Madre de tantas jóvenes y de tantos jóvenes que la han tenido como guía espiritual y que han compartido su misión. De una pequeña semilla, el Señor ha hecho crecer un árbol grande y rico de frutos".

Dirigiéndose a sus hijos e hijas espirituales, el Papa les recordó que "sois los signos más elocuentes de esta fecundidad profética. Conservad inalterado su carisma y seguid su ejemplo, y ella desde el cielo no dejará de sosteneros en el camino cotidiano".

"El mensaje de Madre Teresa, es más que nunca una invitación dirigida a todos. Toda su existencia nos recuerda que ser cristianos significa ser testigos de la caridad. Esta es la consigna de la nueva beata. Haciendo eco a sus palabras, exhorto a cada uno a seguir con generosidad y valentía los pasos de esta auténtica discípula de Cristo. Madre Teresa camina a vuestro lado por la vía de la caridad", concluyó el Papa.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios