16 de junio de 2014 - 4:20 AM

Irak: Iglesia ofrece escuelas y templos a refugiados ante avance de fundamentalistas islámicos

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Cardenal Leonardo Sandri. Foto: Cortesía del P. Asal Al Sindi / ACI Prensa
Cardenal Leonardo Sandri. Foto: Cortesía del P. Asal Al Sindi / ACI Prensa

El Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, Cardenal Leonardo Sandri, llamó por teléfono al Arzobispo Caldeo de Mosul (Irak), Mons. Mons. Emil Shimoun Nona, para expresar la disposición del Vaticano para lo que necesiten y así ayudar a los cristianos y musulmanes que se han refugiado en iglesias y escuelas católicas para protegerse de los yihadistas del Estado islámico de Irak y del Levante.

Hace dos días, los fundamentalistas del Estado islámico de Irak y del Levante –vinculados a Al Qaeda-, tomaron Mosul, la segunda ciudad más importante del país e iniciaron su avance sobre Bagdad. El portavoz de derechos humanos de la ONU, Rupert Colville, dijo que cientos de civiles murieron en los últimos días durante esta ofensiva e incluso le han informado de ejecuciones sumarias de soldados iraquíes en Mosul.

Según informó Radio Vaticana, el Cardenal Sandri le ha expresado su especial cercanía a Su Beatitud Luis Sako, Patriarca de Babilonia de los Caldeos, que en varias ocasiones tras su elección ha sostenido el diálogo y la reconciliación nacional; así como a “los arzobispos caldeo y siro-católico de Mosul, Mons. Nona y Mons. Moshe”, quienes se han quedado al lado de cristianos y musulmanes obligados a huir de sus hogares y de sus propias ciudades, en busca de la supervivencia.

“En la tierra de Abraham, que se puso en camino siguiendo la promesa de Dios, se asiste al enésimo éxodo de cientos de miles de hombres, mujeres y niños, que ven como queda anulada para ellos también la promesa de la estabilidad y de la vida”, expresó.

Por su parte, Mons. Nona expresó a Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), su preocupación por los yihadistas, que anunciaron la imposición de la sharia (ley islámica) en los territorios que están ocupando. “Nunca hemos visto nada como esto (...) No es fácil tras tantos años de sufrimiento, pero los cristianos iraquíes estamos firmes en la fe”, señaló el Prelado.

Mons. Nona explicó que los enfrentamientos comenzaron el jueves 5 de junio, pero se limitaron inicialmente a ciertas zonas de la parte occidental de la ciudad. “Más de la mitad de los habitantes y toda la comunidad cristiana huyeron inmediatamente  a la cercana llanura de Nínive”, indicó.

Hay noticias que apuntan a que estos extremistas, que ondean la bandera negra del estado islámico, han atacado cuatro iglesias y un monasterio. “Hemos recibido amenazas porque ahora todos los fieles han huido de la ciudad. Me pregunto si alguna vez podremos volver allí”, dijo Mons. Nona.

En 2003, la comunidad cristiana de Mosul tenía unos 35.000 fieles. Tras once años de guerra, actualmente son unos 3.000. “Ahora es probable que no haya quedado nadie”.

El Prelado iraquí afirmó que siguen orando “para que nuestro país pueda finalmente encontrar la paz”. “No es fácil después de tantos años de sufrimiento, pero los cristianos iraquíes estamos firmes en nuestra fe y debemos mantener la esperanza, incluso en la persecución. Es un gran desafío, sobre todo después de lo que pasó en estos días”, expresó.

Etiquetas: cristianos perseguidos, violencia, extremistas musulmanes, Irak, extremistas, Refugiados

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios