27 de junio de 2018 7:35 pm

Ira por separación de familias migrantes estuvo “justificada”, afirman en Estados Unidos

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Foto: Flick Janhamlet (CC-BY-NC-SA-2.0)
Imagen referencial. Foto: Flick Janhamlet (CC-BY-NC-SA-2.0)

El Arzobispo de Filadelfia (Estados Unidos), Mons. Charles Chaput, llamó la atención a la Administración de Donald Trump y al Congreso por poner en peligro a las familias y frustrar aún más la reforma migratoria.

"Hay un costo humano para el teatro político que puede ser inexcusablemente feo, especialmente cuando es pagado por los niños. El error más reciente de la administración -separar a los niños de sus padres detenidos por entrar ilegalmente en el país-, fue a la vez estúpido y destructivo, y la tormenta de ira que provocó, justificada", escribió en su columna del 22 de junio.

La semana pasada, el presidente Donald Trump dio marcha atrás a una política en la frontera de Estados Unidos y México que causó un revuelo político en todo el país durante varias semanas.

En mayo, la administración Trump anunció una política de "tolerancia cero" que establecía que los inmigrantes que crucen ilegalmente la frontera serían internados en una cárcel federal hasta que fueran llevados ante un juez federal que debía determinar si eran sentenciados a prisión por ingresar de forma ilegal.

Esto llevó a la separación de las familias, porque los niños no pueden ser retenidos legalmente en una cárcel federal por más de 20 días, según el Flores Settlement de 1997. Estos menores fueron puestos bajo la custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos mientras se procesaban los casos de sus padres.

Estas separaciones recibieron fuertes críticas, luego que se difundieran imágenes y grabaciones de niños angustiados por estar lejos de sus padres.

El 20 de junio, Trump anunció una orden ejecutiva que puso fin a la práctica de la separación familiar, pero mantuvo la política de tolerancia cero.

En su columna, Mons. Chaput escribió que la peor parte de esta historia “es que es simplemente el último capítulo de una lucha interminable y a menudo hipócrita de ambos partidos políticos sobre los detalles de la reforma migratoria".

"Las disputas han ocurrido por muchos años. Y el resultado es siempre el mismo: estancamiento y recriminación mutua".

Mons. Chaput y muchos otros obispos de Estados Unidos se han pronunciado con frecuencia en apoyo de los inmigrantes y sus familias, pidiendo políticas que respeten la dignidad humana y mantengan unidas a las familias.

"A pesar de las cientos de historias dolorosas" sobre el costo humano de las injustas políticas de inmigración, "nada ha cambiado sustancialmente en nuestras leyes de inmigración en los últimos 12 meses, o en los últimos 24 o 36 o 48", señaló el Arzobispo de Filadelfia.

Sin embargo, indicó que aunque la administración Trump "agravó" recientemente el problema, "hay mucha culpa alrededor" por el impasse político cuando se trata de lograr una verdadera reforma migratoria.

El Prelado dijo que "la responsabilidad de arreglar nuestros problemas de inmigración siempre ha residido en el Congreso, no en la Casa Blanca, y en la última década ambos partidos políticos se han destacado por el tipo de obstruccionismo partidista calculador que hace que una solución sea imposible".

"Somos mejores que esto como nación. Y si realmente queremos ‘hacer a Estados Unidos grande otra vez’, con un carácter moral que lo pruebe, las personas que hacen y aplican nuestras leyes deben actuar en consecuencia".

Traducido y adaptado por Eduardo Berdejo. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Estados Unidos, inmigrantes, Reforma migratoria, Inmigración, niños migrantes, Mons. Charles Chaput

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios