Durante la Convención Internacional sobre la Sábana Santa celebrada hasta este domingo en la Universidad Católica de Valencia "San Vicente Mártir" (UCV), expertos de la reliquia de Turín han propuesto sacar el lienzo de su cámara para un nuevo estudio exhaustivo.

Así, "pensamos que la obtención de nuevos datos sería mucho mayor", señaló el director del Centro Internacional de Sindonología de Turín, Bruno Barberis.

Para desarrollar esta nueva investigación, Barberis propuso la creación de un equipo internacional de expertos, entre ellos el Centro Español de Sindonología, con sede en Valencia, entidad organizadora de las jornadas.

El último estudio exhaustivo y multidisciplinar que se realizó de forma directa fue en 1978, por lo que "creemos que con los avances técnicos actuales podremos obtener importantes avances en el conocimiento de cómo se formó la imagen del lienzo, que todavía sigue siendo un misterio para la ciencia".

Según Barberis, ya se ha formulado la propuesta al Arzobispo de Turín, Cardenal Severino Poletto, y "ahora estamos a la espera de lo que dictamine la Santa Sede".

El propio director de la investigación de 1978, el doctor estadounidense en Ciencias Físicas John Jackson, coincide en la propuesta y señala que "debería hacerse mediante métodos no agresivos para la Sábana Santa, algo que es posible".

Más en América

Más descubrimientos

Por su parte, según un estudio presentado durante la clausura de la Convención por el catedrático en Medicina Legal y profesor de la UCV, José-Delfín Villalaín, la formación de la imagen del hombre de la Sábana Santa se produjo entre cuatro y media y seis horas después de su muerte.

En declaraciones a la agencia Avan, Villalaín aseguró que se trata del dato científico "más preciso y acotado" sobre el momento de la producción de la huella que "se ha dado hasta ahora".

Según Villalaín, si la reliquia perteneció a Cristo "podríamos decir que la imagen de la Sábana Santa se formó entre las siete y media de la tarde y las nueve de la noche, ya que el texto evangélico cita las tres de la tarde como la hora de la muerte de Jesús".

Asimismo, días antes el mismo estudioso aseguró durante el evento haber descubierto "por primera vez posibles huellas de vísceras" en la reliquia. Las marcas "se corresponden perfectamente, por su ubicación y tamaño", con las del corazón, pulmones, hígado, riñón o colon, precisó el forense. La "cantidad y precisión de huellas es tal que, aunque no se puede afirmar con absoluta rotundidad, sí pensamos que pueden reflejar con probabilidad los órganos del hombre de la Sábana Santa", precisó.

(El artículo continúa después)

  • Tags: