2 de mayo de 2010 - 2:34 AM

Inmigrantes en Europa son oportunidad para su presente y futuro

Redacción ACI Prensa

Inmigrantes en Europa son oportunidad para su presente y futuro

Al finalizar el congreso sobre migraciones realizado en esta ciudad española del 27 de abril al 1 de mayo, organizado por el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, se dio a conocer un mensaje en el que se resalta que "es posible considerar la presencia de los inmigrantes en Europa como una oportunidad para el presente y para el futuro".

En la declaración final de este congreso los participantes constatan que "en muchos países, los inmigrantes dan una contribución positiva –y no solo económica– a las sociedades que saben acogerlos y crear las condiciones para un autentico ‘vivir juntos’".

Seguidamente alertan que ante los inmigrantes "para afrontar los miedos emergentes, se elaboran políticas restrictivas que interactúan con las mentalidades dominantes. Sin embargo, concientes de los miedos que viven los ciudadanos europeos, hemos tratado de identificar los medios con los cuales podemos ayudar a superarlos".

Luego de resaltar la importancia del pluralismo cultural y de su necesaria aceptación social, el mensaje señala que "la Iglesia Católica en su conjunto, con sus tradiciones y sus diferentes ritos, da su contribución para servir la unidad de la familia humana en Europa y más allá de ella".

"Creemos que el Evangelio de Cristo conserva hoy toda su fuerza como llamada a los hombres para superar cualquier miedo y cerrazón, como lo proponen la doctrina social de la Iglesia y los magisterios de los Papas. Agradecemos particularmente al Papa Benedicto XVI por su encíclica Caritas in veritate y lo sostenemos en su misión".

El texto señala luego tres ámbitos en los que se debe construir la fraternidad según el Evangelio: la familia, las comunidades eclesiales que deben ser alentadas por los obispos, las parroquias y los movimientos católicos. Un tercer ámbito es la sociedad que "está obligada a gestionar la migración, que es una realidad compleja porque incluye aspectos culturales, económicos, jurídicos, políticos, sociales y religiosos. Todas las naciones tienen que comprometerse a elaborar un marco justo para que la dignidad humana sea respetada".

"Además es necesario que la comunidad internacional se comprometa a reducir las causas de las migraciones forzadas, para que la migración sea una elección. Por otro lado debe subrayar los aspectos positivos de esta movilidad humana".

Al finalizar su mensaje, los participantes del congreso se dirigen a los inmigrantes y les recuerdan que "los acogemos porque creemos que cada ser humano tiene el derecho de ser acogido. No nos importa vuestro origen, vuestra religión o vuestra cultura: ustedes son estimados y amados por Dos. Todos nosotros tenemos dones para intercambiar.

Los que están comprometidos a vuestro lado saben bien que conocéis también el miedo, la incertidumbre y la precariedad y que estos, a veces, os exacerban".

"Queremos manifestaros nuevamente nuestra fraternidad y nuestra solidaridad hacia vuestro deseo de tener una vida más humana y más digna para vosotros y para vuestras familias. Rechazando cualquier discurso de exclusión, queremos deciros que deseamos construir juntos el porvenir de Europa", concluyen.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios