Cargando...

Incendio destruye iglesia católica del siglo XVII en Chile

Por Giselle Vargas

Iglesia de San Marcos de Mamiña / Foto: Diócesis de Iquique
Iglesia de San Marcos de Mamiña / Foto: Diócesis de Iquique

TARAPACÁ, 10 Ene. 17 / 08:03 pm (ACI).- El domingo 8 de enero se incendió la Iglesia San Marcos de Mamiña, construcción levantada en 1632 en la época de la conquista y que se ubicaba en la comuna de Pozo Almonte, a 2800 metros de altura en el norte de Chile.

La alarma de incendio se dio pasada las 3:00 p. m. y trabajaron en la extinción del fuego cuatro compañías de Bomberos junto con la Brigada de la minera Cerro Colorado. Aún se investigan las causas del siniestro.

Las llamas consumieron toda la decoración y techo interior. Quedaron en pie las paredes de adobe y la fachada labrada en piedra volcánica rosada llamada “liparita” junto a las dos columnas de estilo barroco andino.

Tras el incendio, el Obispo de Iquique, Mons. Guillermo Vera Soto, se trasladó a Mamiña para compartir con la comunidad y celebrar una Misa.

En conversación con ACI Prensa, Mons. Vera explicó lo doloroso que significó la destrucción patrimonial y religiosa.

“La gente estaba afectada. Hombres y mujeres llorando. La Iglesia significa mucho para ellos. Es el lugar de encuentro, de reunión, de la familia, donde ellos celebran su fe”.

“Si bien los hijos (de los lugareños) se han ido a las ciudades, ellos vuelven muchas veces en el año: Cada Semana Santa, a celebrar la Virgen del Rosario, para Corpus Christi. El pueblo se llenaba de vida y la vida estaba en torno a la fiesta religiosa”, explicó.

“Haber perdido sus imágenes es algo muy doloroso. Perdieron todas esas imágenes centenarias antes las cuales generaciones y generaciones de Mamiña habían rezado y celebrado”, manifestó.

Pero, agregó Mons. Vera, “que este incendio, encienda la fe. Que sirva para trabajar como comunidad muy unidos. Yo he visto esa disposición de las familias que ya están trabajando con el deseo de recuperar pronto lo que le incendio les quitó”.

Mons. Vera resaltó el valor patrimonial de este tipo de construcciones “en un mundo tan globalizado, les da identidad y hace único al pueblo, a su gente. Constituye su Iglesia, sus fiestas religiosas y fiestas patronales”.

El primer párroco de la Iglesia San Marcos de Mamiña fue el que sería posteriormente Obispo de Iquique y primer Cardenal chileno, Mons. José María Caro.

También te puede interesar:

Etiquetas: Chile, Incendio, Iglesia en Chile, iglesias destruidas, Incendio en Iglesia

Comentarios

El Papa Francisco en Egipto
El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

ACI Prensa en Snapchat
Cara a cara con Alejandro Bermúdez