Iglesia tiene derecho a opinar en la esfera pública, asegura columnista

Washington, 22 Abr. 12 / 11:02 pm (ACI/EWTN Noticias).- Richard Bray, columnista del diario estadounidense The Seattle Times, señaló que la Iglesia Católica tiene derecho a expresar su voz en el debate público, especialmente cuando se ataca a la institución del matrimonio en Estados Unidos.

"Cambiar la definición del matrimonio para siempre, de cualquier forma, es algo inmenso. Cada votante debe tener una voz, no solamente unos pocos legisladores", subrayó Bray.

Para el columnista, que también es feligrés en la parroquia católica de San Antonio en Renton, Washington (Estados Unidos), "la Iglesia está en lo correcto al defender la definición histórica del matrimonio: un hombre y una mujer. Decir que el matrimonio es entre un hombre y una mujer no es discriminación".

Bray expresó su orgullo de pertenecer a la Iglesia, por su trabajo "para preservar la intemporal definición social del matrimonio, mientras que al mismo tiempo se condena cualquier odio o violencia hacia aquellas personas con atracción por el mismo sexo".

"Para nosotros, todos somos hechos a imagen de Dios", señaló.

El columnista estadounidense también se refirió a las muchas obras de caridad que realiza la Iglesia alrededor del mundo, tanto para niños, madres, pobres, enfermos, ancianos y personas con discapacidad.

"Estoy orgulloso de que la Iglesia defienda el derecho de bebés inocentes en el útero y provea ayuda a las mujeres con crisis de embarazo, y curación y esperanza a aquellas mujeres que han experimentado el dolor del aborto".

Bray también se reveló contento del ejemplo que dieron Juan Pablo II y la Madre Teresa al mundo. "Ambos reconocieron el matrimonio entre un hombre y una mujer como el fundamento de la sociedad", remarcó.

"En fin, estoy orgulloso de que la Iglesia consistentemente defienda la dignidad de la persona humana. Sin importar tus creencias, o si no tienes ninguna, este es un principio para ayer, hoy y mañana".

Etiquetas: Estados Unidos, Iglesia, Matrimonio

Comentarios