El Arzobispado de La Habana anunció que el 8 de septiembre, fiesta de la Patrona nacional, la Virgen del Cobre, entrará en vigor el nuevo Plan Pastoral 2006-2010, con el objetivo de incrementar la espiritualidad de los feligreses.

"El anterior Plan nos presentó como primera prioridad la formación de los (nuevos) fieles cristianos, pero los católicos de Cuba han expresado mayoritariamente, en una encuesta nacional muy bien realizada, que a nuestra Iglesia, a nuestros católicos les falta espiritualidad", expresó el Arzobispo de La Habana, Cardenal Jaime Ortega, a través de la revista Palabra Nueva, órgano del Arzobispado.

El Purpurado explicó que el plan también busca que la comunidad asuma su papel protagónico, donde los feligreses colaboren en la transformación de la realidad de la Isla. Además, el texto ayudará a organizar la misión evangelizadora de la Iglesia y establecer las líneas de acción.

  • Tags: