18 de febrero de 2019 2:20 pm

Iglesia en Argentina reza por el eterno descanso de Emiliano Sala

Redacción ACI Prensa

Emiliano Sala. Foto: Clément Bucco-Lechat / Wikipedia - dominio público (CC BY-SA 3.0)
Emiliano Sala. Foto: Clément Bucco-Lechat / Wikipedia - dominio público (CC BY-SA 3.0)

“Bienaventurado por tu vida, por tu recuerdo y por tu ejemplo”, fueron las sentidas palabras del Obispo de San Francisco (Argentina), Mons. Sergio Buenanueva, en la Misa por el eterno descanso de Emiliano Sala, futbolista argentino que murió tras estrellarse la avioneta en la que viajaba.

Sala murió el 21 de enero cuando la avioneta que lo trasladaba desde Nantes (Francia) a Cardiff (Reino Unido) se precipitó en el Canal de La Mancha. El futbolista de 28 años se iba a incorporar al club por el que acababa de firmar, el Cardiff City FC de la Premier League. Los restos de la nave fueron hallados el 3 de febrero.

El cuerpo del futbolista llegó a Argentina el viernes 15 de febrero y su funeral se realizó al día siguiente en su natal Progreso, provincia de Santa Fe, hasta donde llegaron cientos de personas a despedirlo, junto a su familia, amigos y el actual entrenador del Cardiff, Neil Warnock.

Sala vivió desde los 15 años en Córdoba, ciudad que lo despidió con una Eucaristía en la iglesia Divino Niño, del barrio El Prado.

En el oficio, participaron alumnos y directivos de la escuela Proyecto Crecer y del Colegio Fasta Jesús de la Misericordia, donde el futbolista hizo su formación deportiva y sus estudios secundarios.

“Querido Emiliano, bienaventurado por tu vida, por tu recuerdo y por tu ejemplo. Nos duele tu partida. Nos cuesta comprender tantos porqués que se multiplican en el corazón”, expresó Mons. Sergio Buenanueva en su homilía.

Luego de pedir a los presentes hacer “silencio delante de Dios”, el Prelado afirmó: “A sus manos te confiamos, como también el dolor de tus padres, hermanos, amigos y conocidos”.

“Escuchando a quienes te han conocido, aquí en ‘Proyecto Crecer’, en la escuela ‘Jesús de la Misericordia’, antiguos compañeros, maestros y amigos; pero también escuchando el testimonio de quienes te han seguido en estos últimos años, nos ha sorprendido la unanimidad de sus miradas: hemos perdido a un tipazo, un chico bueno, respetuoso y que no se subió al pedestal”, destacó el Obispo.

Asimismo, agregó que “no podemos dejar de agradecer a tu familia que hoy te llora, porque esa buena semilla la sembraron ellos”.

Mons. Buenanueva señaló que recibió algunos mensajes por la redes sociales “de personas de Nantes que, enterados de esta Misa por Emiliano, me han pedido que les transmita que están unidos a nuestra oración. Uno de ellos decía: ‘los bretones tenemos el mismo corazón y fidelidad a los amigos’”.

El Obispo de San Francisco sostuvo que “duele” la muerte de Sala, como también las de “demasiados niños y jóvenes, especialmente si (fueron) violentas, absurdas o fruto de la corrupción humana”.

En medio de este dolor, llamó a no perder la confianza y que “no nos dejemos ganar por el desaliento o la desilusión. Dios está siempre con los que pierden. Dios quiere que nuestro mundo cambie. Y por eso nos envió a su Hijo, que entregó la vida”.

Finalmente, al dirigirse a los miembros del Proyecto Crecer, Mons. Buenanueva los alentó “a seguir caminando” en medio de este dolor y consagrar sus mejores energía en ayudar a los jóvenes a “desarrollarse como hombres y mujeres de bien”.

“Pero que, por encima de todo, lleguen al triunfo que más importa: el de la vida, aquel cuya corona y medallas es la propia humanidad lograda, la que nos permite decir: ‘Conocimos a un hombre bueno, noble y cabal; su paso por nuestras vidas nos ha ayudado a ser mejores personas’”, concluyó.

Etiquetas: Argentina, Iglesia en Argentina, Accidente aéreo, Emiliano Sala

Comentarios