11 de junio de 2020 5:38 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 23 de junio de 2020 9:26 am

Hospital inspirado en San Martín de Porres sirve a los más pobres durante pandemia

Redacción ACI Prensa

Captura de video de la inauguración del Hospital. Crédito: ACI Prensa
Captura de video de la inauguración del Hospital. Crédito: ACI Prensa

El Hospital de la Caridad de San Martín de Porres, en Lima (Perú), fue inaugurado el 23 de enero para atender a los más pobres, sin embargo por la pandemia del coronavirus tuvo que aplicar un plan de contingencia para asistir a las personas de manera remota.

La Provincia Dominicana de San Juan Bautista de la Orden de Predicadores del Perú, conocida también como orden dominica, inauguró este centro para brindar servicios de salud en el primer nivel de atención a muy bajo costo e incluso gratuitamente, con el objetivo de cuidar la salud de los más pobres del país.

En declaraciones a ACI Prensa, el doctor Valiery Cersso Vergara, director del hospital, señaló que desde la apertura del hospital hasta antes de la pandemia, han servido a muchos pacientes de bajos recursos y también han brindado atención médica gratuita.

Los pacientes “expresaban alegría y satisfacción al haber sido atendidos por un especialista médico, a bajo costo, con equipos médicos de última generación y haber sido orientados respecto a las molestias que les aquejaban con un buen trato”, añadió.

Lamentablemente, la pandemia del coronavirus afectó las atenciones del hospital, pues desde que se declaró la emergencia sanitaria en el Perú, el Ministerio de Salud suspendió las atenciones ambulatorias y eso era lo que más hacían. 

Con la mayor responsabilidad sanitaria y “en beneficio de la salud pública” del país, “tuvimos que cerrar los servicios que brindamos…esto nos ha afectado mucho en cuanto a lo que teníamos programado”, señaló el director.

Frente a esta situación imprevista, el hospital aplicó un plan de contingencia que mantuvo a sus pacientes conectados a través de las redes sociales y por teléfono celular. “Por estos medios hemos podido atender y orientar a muchos pacientes, algunos de ellos con muchas posibilidades de que tengan COVID-19”, señaló Cersso.

Gracias a estos servicios por vía telemática, los pacientes recibieron ayuda “no solo con información relevante, sino también psicológicamente y de forma gratuita, pues muchas personas se sentían con mucho miedo y angustiadas ante la incertidumbre de la pandemia”, afirmó.

“Esta atención ha tenido mucha acogida por la confianza que les brindamos, siendo esto una de las tareas encomendadas por los padres dominicos promotores del hospital”, que son el P. Luis Enrique Ramírez Camacho y el P. Rómulo Vásquez Gavidia, actual prior provincial, agregó.

Al respecto, el P. Rómulo Vásquez Gavidia señaló que en esta pandemia los miembros del hospital fueron los “aliados silenciosos de los que más necesitan salud, aquellos que tienen enfermedades crónicas y que dejaron de atenderse en los sistemas de salud convencionales”.

“Gran cantidad de estas personas recurrieron y recurren a nosotros a diario, para recibir atención y orientación médica y psicológica, reconociendo en nosotros el espíritu de San Martín de Porres que nos decía: ‘Yo te curo, Dios te sana’”, añadió.

Desde la primera fase de reactivación de actividades decretada por el Gobierno, el hospital pudo reanudar las atenciones de salud, lo que les ha permitido continuar con su obra social, adaptándose a las nuevas exigencias actuales de forma creativa.

Debido al desafío actual, “nos hemos visto en la necesidad” de brindar atención por medio de “las ‘tele consultas’, en todas las especialidades médicas y no médicas, para evitar contagiar y contagiarnos”, dijo Cersso. 

También se brinda atención presencial solo cuando la complejidad de la dolencia requiere “de un diagnóstico especializado, de procedimientos médicos o toma de muestras” de laboratorio. Este último servicio de apoyo al diagnóstico junto con las consultas pueden ser realizadas a domicilio.

Actualmente se ofrecen 12 especialidades médicas entre clínicas y quirúrgicas que son: Medicina general, Cardiología, Gastroenterología, Medicina física, Pediatría, Nutrición, Psicología, Cirugía General, Ginecología, Oftalmología y Traumatología. Asimismo, ofrecen procedimientos de apoyo al diagnóstico como Ecografía, Rayos X, Anatomía patológica, Laboratorio Clínico, Tópico de enfermería.

Además, desde el lunes 15 de junio, brindan atenciones en pruebas rápidas COVID-19, cuyos resultados son emitidos en 15 minutos y se publican en la página web del Ministerio de Salud del Perú (Minsa), a la que se ingresa colocando el DNI y teléfono celular.

“Todas estas atenciones se realizan actualmente a demanda y a través de un sistema de citas programadas de forma inmediata”, añadió.

Las becas de salud también siguen siendo asignadas durante este tiempo de pandemia; sin embargo, el costo de la atención médica de estas personas se puede afrontar gracias a las personas que sí pueden pagar los bajos costos de los servicios de salud.

Por política del hospital “estamos al servicio de las personas de bajos recursos y eso se mantendrá, así como nuestro programa de becas de salud para los más necesitados incluidos a las personas de nuestras misiones”, señaló Cersso.

Para el doctor, la forma más importante de ayudar a esta obra social es difundiendo los servicios de salud que brindamos a la mayor cantidad de personas, a través de redes sociales. “Esto nos ayudaría a seguir implementando y fortaleciendo actividades destinadas a dar becas de salud a los que más lo necesitan, siempre con el mejor trato”, dijo.

Al respecto, el director señaló que los costos de los servicios médicos “están muy por debajo del promedio”, pues su objetivo es que “toda la gama de especialidades” estén “al alcance de los más necesitados”, que incluye a las personas de bajos ingresos, a los nativos que son apoyados por la orden dominica y también a los que no pueden pagar por la atención médica, que reciben atención gratuita previa evaluación de la trabajadora social.

“Recordemos que cada atención que se realice en nuestro establecimiento de salud…contribuye a atender a alguien que no tiene posibilidad de recibir un servicio de salud oportuno y de calidad aquí en Lima y en la Selva Sur Oriente”, añadió.

El P. Rómulo Vásquez Gavidia, fundador de la obra social, invitó a todos a sumarse “a esta loable tarea de dar salud a todos, tal como lo hizo San Martín de Porres, que no dudó en transformar la enfermería del convento de Santo Domingo en la ciudad de Lima, en un hospital en donde el mismo Fray Martín atendía a todas las clases sociales, económicas y jerárquicas, de manera inclusiva y buscando la salud y el bienestar del cuerpo y del alma”, concluyó.

Las instalaciones del hospital, ubicado en el Jr. Callao 571 en el centro de Lima, fueron adaptadas en lo que era el centro de formación de aspirantes a frailes dominicos, que fue donado por la orden dominica y se ubica frente a la casa de Santa Rosa de Lima y al costado de la vivienda donde nació San Martín de Porres.

Los interesados en más información sobre los servicios del Hospital de la Caridad de San Martín de Porres, pueden comunicarse a los siguientes números de celular por llamada telefónica y Whatsapp: 986 083 458 y 990 318 272. También se puede programar la cita médica a través de su página de Facebook.
 

Etiquetas: San Martín de Porres, enfermos, Hospital, Hospital católico, Iglesia en Perú, dominicos, Obras de Caridad, coronavirus, pandemia, covid19

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios