12 de diciembre de 2020 - 5:18 PM

Hay más restricciones para ir a Misa que a los patios de comida, critica arzobispo

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Unsplash.
Imagen referencial. Crédito: Unsplash.

El Arzobispo de Juiz de Fora (Brasil), Mons. Gil Antônio Moreira, lamentó que las medidas establecidas por la municipalidad local para evitar contagios de coronavirus en las iglesias sean más restrictivas que las dadas a los patios de comida.

El viernes 4 de diciembre, el Comité Municipal de Enfrentamiento al COVID-19 de la municipalidad definió algunas medidas que deben ser adoptadas en la ciudad para luchar contra la pandemia.

Entre las medidas está la decisión de que los templos religiosos funcionen con un aforo máximo del 20% de su capacidad y que las Misas y cultos tengan una duración máxima de 45 minutos.

Sin embargo, los patios de comidas en todos los centros comerciales pueden funcionar con un 50% de su aforo.

Frente a ello, Mons. Moreira afirmó que es “incomprensible por qué los patios de comida puedan funcionar con 50% de su capacidad de clientes, sin restricción de horario”, frente a las iglesias que “son lugares mucho más seguros”.

Los templos “cuidan con mucho más rigor el distanciamiento, uso de mascarilla, desinfección de las manos repetidas veces en una sola celebración, las alfombras para los zapatos y la medición de temperatura”, y ahora “deben funcionar con solo el 20% del espacio y restringir tus celebraciones en solo 45 minutos”, lamentó.

El Prelado subrayó que se debe tomar en consideración que pronto se celebrará “la segunda liturgia más importante del año, que es el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, fiesta que se caracteriza por la armonía, por la ternura y por la paz” e indicó que las medidas de las autoridades son incomprensibles.

El 1 de diciembre, Mons. Moreira determinó la suspensión de la participación presencial en las celebraciones y los sacramentos hasta el 15 de diciembre, por el nuevo aumento de los números de casos y muertes por COVID-19 en la región.

El Prelado resaltó la esperanza de que la realidad de la pandemia tenga una mejoría en la segunda mitad del mes, para que se pueda celebrar, de mejor manera, la fiesta del nacimiento de Jesús.

Con su declaración sobre las medidas restrictivas impuestas por el gobierno local, Mons. Moreira se suma a otros obispos que han manifestado su repudio por las medidas de las autoridades de salud.

La semana pasada, el Arzobispo de Florianópolis, Mons. Wilson Tadeu Jönck, lamentó que una celebración de Confirmación haya sido interrumpida en la ciudad de Botuverá por autoridades que alegaron que se estaba violando las normas de prevención contra el COVID-19.

“He leído en las noticias que tales eventos ocurren en regiones donde hay persecución contra los cristianos. Aprovechan cuando la comunidad está reunida para atacar”, declaró.

El Obispo de Frederico Westphalen, Mons. Antônio Carlos Rossi Keller, criticó las medidas del gobierno de Rio Grande do Sul que restringieron la capacidad de las iglesias a un 10% o a un máximo de 30 personas, además de prohibir la “distribución de alimentos y bebidas”.

Mons. Rossi indicó que esta medida podría “significar la arbitrariedad de impedir la distribución de la Sagrada Eucaristía”.

“Las autoridades de salud pretenden culpar a la Iglesia por el aumento de casos de COVID-19 en el estado”, dijo.

Traducido y adaptado por Harumi Suzuki. Publicado originalmente en ACI Digital.

Etiquetas: Brasil, Obispos de Brasil, Coronavirus, Misas públicas, medidas sanitarias, Misas con fieles

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios