Cinco opositores arrestados el 13 de julio mientras participaban pacíficamente en un acto conmemorativo, serían juzgados por el Gobierno cubano por presunta alteración del orden público.

Según fuentes locales, unos doce disidentes fueron arrestados por agentes del Gobierno en medio de la conmemoración de los once años del hundimiento de un remolque por fuerzas gubernamentales, y que ocasionó la muerte de casi todos los que viajaban en un intento por huir a los Estados Unidos.

Se informó que cinco opositores, René Montes de Oca, Emilio Leyva Pérez, Roberto Guerra, Manuel Pérez Soria y Camilo Cairo Falcón, fueron agredidos por integrantes de la Unión de Jóvenes Comunistas, miembros del Partido de Castro y de las Brigadas de Respuesta Rápida. Estas personas serían enjuiciadas por el Gobierno, el cual, se indicó, podría imputarles acusaciones más graves.
  • Tags: