3 de junio de 2008 - 10:16 AM

Globalizar solidaridad ante desafío de la pobreza, alienta el Papa

Redacción ACI Prensa

Globalizar solidaridad ante desafío de la pobreza, alienta el Papa

El Papa Benedicto XVI resaltó que "el gran desafío de hoy es 'globalizar' no solo los intereses económicos o comerciales, sino también las expectativas de solidaridad, respetando y valorando la aportación de cada miembro de la sociedad", en su discurso ante la FAO que se reúne en Roma del 3 al 5 de junio.

En el mensaje, leído por el Cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado Vaticano, en ocasión de la "Conferencia de Alto Nivel sobre la Seguridad Alimentaria Mundial: los Desafíos del Cambio Climático y la Bioenergía", el Santo Padre destacó que "el hambre y la malnutrición son inaceptables en un mundo que, en realidad, dispone de niveles de producción, de recursos y de conocimientos suficientes para poner fin a este drama y a sus consecuencias".

A los participantes, el Pontífice alentó luego a continuar con "las reformas estructurales que, a nivel nacional, son indispensables para afrontar con éxito los problemas del subdesarrollo, de los que el hambre y la malnutrición son consecuencias directas".

"Pobreza y malnutrición no son una simple fatalidad provocada por situaciones ambientales adversas o por calamidades naturales desastrosas. Por otra parte, las consideraciones de carácter exclusivamente técnico o económico no deben prevalecer sobre los deberes de justicia hacia los que padecen hambre".

El Santo Padre señaló después que el "derecho primario a la alimentación está intrínsecamente vinculado a la tutela y a la defensa de la vida humana. Cada persona tiene derecho a la vida; por eso, es necesario promover la puesta en práctica de manera eficaz de este derecho y se debe ayudar a las poblaciones que sufren por la falta de alimentos a llegar a ser poco a poco capaces de satisfacer las propias exigencias de una alimentación suficiente y sana".

Refiriéndose al problema actual del aumento de precios de productos agrícolas, el Papa pide que se elaboren "nuevas estrategias de lucha contra la pobreza y de promoción de desarrollo rural" mediante "procesos de reformas estructurales que permitan afrontar los desafíos de la seguridad y de los cambios climáticos".

Benedicto XVI también se refirió a la necesidad de "una acción política, que inspirada en aquellos principios de la ley natural que están inscritos en el corazón de los seres humanos, proteja la dignidad de la persona. Solo la tutela de la persona consiente combatir la causa principal del hambre".

Si en las negociaciones y en las decisiones se tiene en cuenta el respeto de la dignidad humana, "se podrían superar obstáculos que de otro modo son insuperables y se eliminaría, o al menos disminuiría, el desinterés por el bien de los demás. La defensa de la dignidad humana en la acción internacional, también de emergencia, ayudaría además a limitar lo superfluo en la perspectiva de las necesidades de los demás y a administrar de modo justo los frutos de la creación, poniéndolos a disposición de todas las generaciones".

"A la luz de estos principios espero que las delegaciones presentes en esta reunión asuman nuevos compromisos y se propongan llevarlos a cabo con gran determinación. ¡La Iglesia Católica, por su parte, desea unirse a este esfuerzo!", concluyó.

Declaración de la Oficina de Prensa

De otro lado, la Oficina de Prensa de la Santa Sede emitió esta mañana una declaración en la que precisó que "con referencia a algunas suposiciones que han circulado estos días en los medios de información" considera "oportuno precisar que el Santo Padre Benedicto XVI no ha podido responder positivamente a la petición de audiencia privada solicitada por los Jefes de Estado y de Gobierno llegados a Roma para la Reunión de alto nivel sobre la Alimentación, promovida por la FAO, a causa del número de peticionarios, de la estrechez del tiempo y de compromisos tomados con anterioridad".

"En ese sentido, el Cardenal Secretario de Estado ha escrito personalmente a cada uno de los mandatarios interesados, manifestando el pesar de Su Santidad por la imposibilidad, en esta circunstancia, de encontrarse personalmente con ellos y reafirmando su disponibilidad para recibirlos en una próxima ocasión", prosigue la declaración.

"Hay que recordar, sin embargo, que este hecho no constituye en absoluto una nueva praxis ya que, desde abril de 2006, la Secretaría de Estado había comunicado oportunamente a las misiones diplomáticas acreditadas ante la Santa Sede que habría sido muy difícil acoger peticiones de ese tipo de audiencias con motivo de conferencias y congresos internacionales", finaliza el comunicado de la Sala Stampa.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios