El secretario de Estado para Políticas para la Familia de Italia, Carlo Giovanardi, vinculó la adopción de menores por parte de parejas homosexuales en países como Estados Unidos e Inglaterra con el incremento del tráfico de menores.

Según Giovanardi, ha comenzado "la compra-venta de niños" en "un fenómeno que se puede entender dentro del mecanismo del mercado". "Es algo que al menos este Gobierno no consentirá nunca y que quiero denunciar desde aquí", añadió en declaraciones al entrevistador político Klaus Davi.

Para Giovanardi, "imponer a un niño adoptado dos padres del mismo sexo significa someterle a una violencia psicológica. El hecho de que haya familias heterosexuales en las que existen episodios de violencia o de mala educación no quiere decir que la familia normal sea fuente de violencia o maltratos".

"Un niño tiene el derecho de crecer en un contexto donde una figura paterna y materna son complementarios entre ellos y garantizan al niño un crecimiento equilibrado", agregó.

  • Tags: