9 de mayo de 2003 - 2:10 PM

Fragmentos de fetos abortados pueden causar infertilidad

Redacción ACI Prensa

Fragmentos de fetos abortados pueden causar infertilidad

Los investigadores Kimberly Elford y Paul Claman de la Universidad de Ottawa hallaron una de las circunstancias que explica por qué mujeres “saludables” quedan estériles después de someterse a un aborto. Según los expertos, los fragmentos de huesos fetales que se desprenden en varios tipos de aborto, pueden incrustarse en el tejido del útero sin que sean localizados por los instrumentos empleados para extraer los restos de los bebés después del procedimiento.

Con pruebas de ultrasonido, los médicos pueden identificar los restos incrustados y retirarlos, después de este procedimiento, algunas mujeres podrían volver a concebir.

Los médicos recordaron que los fetos tienen huesos desde las 12 semanas de gestación. Un análisis de los métodos más comunes de abortar revela claramente cómo los fragmentos de hueso pueden perderse en el útero después de los abortos.

Los abortos después del tercer mes de embarazo, cuando ya se formó el tejido óseo, usualmente exigen que el abortero quiebre los huesos del bebé antes de sacarlo del útero.

Los abortos por dilatación y curetaje, por ejemplo, requieren el uso de un garfio afilado (cureta) para dividir al bebé antes de evacuarlo.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios