FOTOS: Iglesia en Venezuela participó en consulta popular sobre Constituyente de Maduro

Por Eduardo Berdejo

CARACAS, 17 Jul. 17 / 05:01 pm (ACI).- Obispos, religiosos y religiosas participaron ayer junto a más de 7 millones de ciudadanos en la jornada de consulta popular convocada por la oposición para pronunciarse sobre el proyecto de Asamblea Constituyente del Presidente Nicolás Maduro.

A través de su cuenta de Twitter, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), difundió las fotos donde se aprecia a varios a obispos emitiendo sus votos en algunas de las más de 14.000 mesas instaladas en 2.000 centros de votación a nivel nacional.

Uno de los participantes fue el Presidente de la CEV, Mons. Diego Padrón, quien dio su voto en Cumaná. Este lunes, en declaraciones a ACI Prensa, el Prelado afirmó que la jornada de ayer fue “exitosa con la participación masiva y además pacífica y democrática del pueblo venezolano”, el cual quiere “caminos de paz y caminos también constitucionales para salir de la crisis”.

Asimismo se aprecia a los cardenales Jorge Urosa Savino, de Caracas; y Baltazar Porras Cardoso, de Mérida, emitiendo sus votos.

La cuenta de Twitter de la CEV también divulgó los momentos de la votación de los arzobispos de Ciudad Bolívar, Mons. Ulises Gutiérrez; de Valencia, Mons. Reinaldo del Prette; y de Barquisimeto, Mons. López Castillo.

También participaron los obispos de San Cristóbal, Mons. Mario Moronta; de Acarigua-Araure, Mons. Juan Carlos Bravo; de San Felipe, Mons. Víctor Hugo Basabe; de Maturín, Mons. Enrique Pérez; y de Trujillo, Mons. Oswaldo Castor Azuaje; entre otros.

Por su parte, la cuenta de Twitter del periodista Nelson Bocaranda difundió la foto de unas religiosas carmelitas asistiendo a las mesas de votación. “El Día de la Virgen del Carmen milagrosamente salieron a votar las carmelitas descalzas desde su convento de clausura”, informó.

La jornada fue un mensaje para todos

En sus declaraciones a ACI Prensa, Mons. Padrón dijo que la jornada de ayer “fue un mensaje para todos los venezolanos, tanto para el gobierno como para el mismo pueblo”. “Para el pueblo en el sentido de que tome conciencia de su capacidad, de su protagonismo y de su poder; y para el gobierno el llamado para que escuche al pueblo, que no se haga el sordo y que responda de manera justa a este reclamo del pueblo”, indicó.

El Presidente de la CEV señaló que la población no quiere la reforma de la Constitución, sino “el cambio en el sistema de gobierno que nos está rigiendo y que en definitiva es el causante de todos los males que sufre el país”.

“Cambio de sistema, ni siquiera de una persona por otras, sino cambio del sistema total, lo cual incluye también la persona”, afirmó.

Explicó que “desde el punto de vista de la Iglesia, de los pastores, nosotros tenemos clara conciencia de que hay una gran esperanza en la capacidad de nuestro pueblo de querer superar esta crisis y tiene cómo hacerlo”.

“Fundamentalmente tiene el protagonismo y tiene la acción. Si cada venezolano se propone contribuir con su honestidad, con su trabajo y también con un ejercicio de reconciliación vas buscando lo positivo en otras personas y reconociendo que Dios ha dado tantas riquezas”, señaló.

El pasado 7 de julio, durante la apertura de la Asamblea Plenaria de la CEV, Mons. Padrón había manifestado su preocupación ante la posibilidad de que la Constituyente de Maduro se cumpla, porque podría convertir a Venezuela en un Estado "marxista y militar que culminará en una dictadura".

La consulta popular

La consulta convocada por la oposición contó con el rechazo del Consejo Nacional Electoral (CNE), organismo controlado por el régimen de Maduro, pero tuvo el apoyo de rectores universitarios que actuaron como garantes. Estos anunciaron que al 95% de las mesas escrutadas habían participado más de 7,1 millones de personas de los 19,5 millones de votantes habilitados.

Si bien esta participación fue inferior a los 7,7 millones de votantes en las elecciones de 2015 que dio a la oposición el control de la Asamblea Nacional, la consulta popular organizada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), tuvo menos mesas de votación y debió enfrentar las trabas impuestas por el régimen, además de algunos episodios de violencia protagonizados por los motorizados, como se conoce a los colectivos chavistas.

Los votantes debieron contestar tres preguntas: ¿Rechaza y desconoce la realización de una Constituyente propuesta sin la aprobación previa del pueblo de Venezuela?; ¿Demanda a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional?; ¿Aprueba la renovación de los poderes públicos así como la realización de elecciones libres y la conformación de un gobierno de unión nacional?

Según Raúl López, rector de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, al 95% de los votos escrutados, los ciudadanos habían respondido “sí”, en más del 98%.

Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional y portavoz de la MUD, informó que en el exterior votaron unos 690.000 venezolanos.

La consulta popular se produjo a más de 100 días de protestas callejeras contra el gobierno de Maduro, cuya represión ha ocasionado más de 90 muertos, cientos de heridos y unos mil detenidos.

Sobre la legitimidad de la consulta popular, el profesor de la especialización en Derecho Constitucional de la Universidad Central de Venezuela, José Vicente Haro, señaló que la Carta Magna venezolana prevé en su artículo 70 la consulta popular “como uno de los medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía”, al igual que el referendo, la revocación de mandato, el cabildo abierto, la asamblea de ciudadanos, entre otros.

En una columna publicada en CNN dijo que la Asamblea Nacional “tiene legitimidad política y autoridad constitucional” para haber convocado a esta consulta popular, “no obstante los ataques que ha recibido, por razones políticas, desde el Poder Ejecutivo, el Tribunal Supremo de Justicia, el CNE, entre otros sectores”.

En ese sentido, aclaró que aunque el CNE no organizó esta consulta, esto no la hace inconstitucional, pues la Constitución solo atribuye al organismo electoral “las elecciones y los referendos” y “no hay norma constitucional que reserve exclusivamente al CNE la atribución de organizar y realizar una consulta popular convocada por otro poder público del Estado como lo ha hecho el Parlamento venezolano”.

También te puede interesar:

Etiquetas: Venezuela, Iglesia en Venezuela, Obispos de Venezuela, Crisis en Venezuela, consulta popular

Comentarios

El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

Cara a cara con Alejandro Bermúdez
El blog de Mons. José Gómez