Durante la celebración conmemorativa por los 400 años de la muerte del gran misionero jesuita de China, Mateo Ricci, los fieles de la diócesis de Shanghai inauguraron el "Año de Mateo Ricci" invocando su intercesión "por la unidad de la Iglesia en China" y elevaron sus oraciones "por su pronta beatificación".

Según señala la agencia vaticana Fides, la inauguración del "Año de Mateo Ricci" se llevó a cabo este 11 de mayo en el Santuario Mariano de She Shan, en el marco de una procesión mariana, el rezo del Rosario, una peregrinación y una Eucaristía.

Durante la celebración, el Obispo de Shanghai, Mons. Jin Lu Xian, confirmó "por enésima vez que la línea y el método de evangelización del P. Ricci son justos y adaptados a la actualidad de la misión evangelizadora en China".

Por su parte, el vicedirector de la Oficina para los Asuntos Étnicos y Religiosos de Shanghai subrayó que "la más preciosa herencia espiritual ricciana es la palabra ‘adaptarse’, deseando que la Iglesia católica pueda adaptarse a la realidad china, obteniendo un sano desarrollo en China, en coherencia con la Iglesia universal, para promover el sano desarrollo de la sociedad".

En la misma celebración, Mons. Giuseppe Xing, Obispo Auxiliar diocesano, recordó al mejor amigo y colaborador del P. Ricci, Paolo Xu Guang Qi, "primer católico mandarín", quien goza de mucha estima entre los fieles chinos y por el que también se pidió por su beatificación.

El mismo día de la celebración por el 400º aniversario del fallecimiento del P. Ricci, se inauguró "The Xu-Ricci Dialogue Institute" (Instituto para el Diálogo Xu Guang Qi – Matteo Ricci), dedicado a ambos evangelizadores y que pertenece a la School of Philosophy de la Universidad Fudan de Shangai, con el objetivo de "promover y contribuir al intercambio académico, cultural y religioso entre China y occidente".

Más en Mundo

  • Tags: