19 de agosto de 2003 - 2:10 PM

Feministas quieren callar a la Iglesia para introducir “ideología de género” en Nicaragua

Redacción ACI Prensa

Feministas quieren callar a la Iglesia para introducir “ideología de género” en Nicaragua

La Comisión Nacional Feminista montó un escándalo en esta capital para silenciar la opinión de la Iglesia Católica sobre un proyecto de ley que con el pretexto de defender a la mujer quiere introducir subrepticiamente la ideología de género en el país. La Asamblea Legislativa nicaragüense debate un proyecto de ley de igualdad de derechos para “favorecer” a la mujer, redactada por las feministas en la que se plantea el concepto de género como equivalente al de sexo pero no se le define.

Como cualquier organización nacional, la Conferencia Episcopal de Nicaragua hizo uso de su derecho de opinar sobre las posibles leyes y envió una carta al Parlamento pidiendo a los legisladores aclarar cuáles se entienden por derechos de la mujer, para evitar la legalización del aborto; y les pide definir que por sexo y género se entienda sólo varón y mujer, para evitar la posterior legalización de las uniones homosexuales.

Reacción feminista

La reacción de las feministas fue llevar a los medios de prensa la carta eclesial y presentarla como “intromisión” de las autoridades de la Iglesia.

La vocera del Comité Feminista, Azalea Solís, prácticamente señaló que la Iglesia no tiene derecho a opinar, acusándola de tomar decisiones sobre las leyes.

“Estamos volviendo a un Estado confesional, que es de la época medieval; la religión debe quedar en un ámbito privado, no tiene por qué tener espacio público, si nosotros criticamos lo que es un régimen del mundo árabe, tan criticable es eso que a nosotros se nos quiera imponer conceptos religiosos en las políticas públicas”, arremetió Solís.

La carta

La prensa local publicó fragmentos de la carta que evidencian la malintencionada reacción feminista. La carta sostiene que “organizaciones comprometidas con los derechos de igualdad de las mujeres no sabemos cuáles son esos derechos de igualdad de las mujeres (arto. 23) y ciertamente sabemos que los grupos radicales del feminismo promueven unos supuestos ‘derechos’ que más bien van contra la naturaleza de la mujer”.

Asimismo, sostiene que “el artículo 5 habla de variables de sexo y género. Esta ley debe incluir una definición de la palabra género que se ajuste al hecho que el sexo de la mujer le pertenece al género femenino, y al sexo varón, el género masculino. De lo contrario podría quedar abierto a la interpretación de ciertas ideologías que promueven la igualdad de cualquier ‘opción sexual’”.

 “Para efectos de esta ley se entenderá por género la identidad biológica sexual de hombres y mujeres. Existen sólo dos géneros, el femenino que corresponde al sexo de la mujer, y el masculino, al sexo del hombre”, indicó.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios