A diferencia de algunas reconocidas marcas que prefieren apoyar el aborto, la cadena de comida rápida Wendy's ha iniciado una campaña de recaudación de fondos junto a una organización benéfica que se dedica a promover la adopción de niños en Estados Unidos.

Durante más de 25 años, Wendy's trabaja estrechamente con la Fundación para la Adopción Dave Thomas. La razón principal es que el fundador de la famosa cadena de hamburguesas, Dave Thomas, es adoptado, y además es el creador de la fundación benéfica.

Esta organización sin fines de lucro se dedica exclusivamente, a través de su programa Wendy's Wonderful Kids, a encontrar hogares permanentes y familias para los casi 400 mil niños que esperan en los hogares temporales de Estados Unidos.

La compañía Wendy's, con sus franquicias, proveedores, empleados y clientes apoyan a la fundación a través de eventos y campañas en sus restaurantes. Hasta el momento, han ayudado a más de 8.500 niños a encontrar a sus nuevas familias.  

La campaña más reciente de Wendy’s es “Spread the Love” (Extiende el amor), que se inició el 13 de mayo y terminará el próximo 22 de julio.

 

Más en Vaticano

 

A través de esta, todos los vasos de bebidas en la cadena de comida rápida tendrán un “Snapcode” (código de la aplicación para móviles Snapchat) que, al ser escaneado, donará 5 dólares a la fundación, hasta un total de 500.000 dólares. Las donaciones ayudarán a llevar el programa a los 50 estados y Washington D.C. en el año 2028.

Según la plataforma provida estadounidense Live Action, el fundador de Wendy, Dave Thomas, siempre mantuvo la causa de la adopción “cerca de su corazón”.

“Le dio crédito a sus veranos en Maine junto a su abuela, por haberle enseñado el valor del trabajo duro y la perseverancia. También al tiempo que pasó en los restaurantes locales con su padre, después de la muerte de su madre adoptiva, lo que hizo que valorara los restaurantes como un lugar para compartir y la cercanía familiar”, indica.

(El artículo continúa después)

La plataforma provida cuenta que fueron esos “valores fundamentales” los que llevaron a Dave a crear “una de las cadenas de comida rápida más exitosas de los Estados Unidos”.

“Gracias a su éxito en los negocios, fue impulsado a la filantropía. Viajó varias veces a la Casa Blanca para crear conciencia sobre la adopción y abogar por los beneficios de la misma para los empleados federales y otros”, continúa el texto.

En 1990, Dave fue invitado nuevamente a la Casa Blanca para ser portavoz de una campaña nacional de concientización sobre la adopción. Sin embargo, el filántropo buscaba trabajar más por esa causa, y en 1992 creó su fundación.

Finalmente, Live Action criticó que, organizaciones como la multinacional abortista Planned Parenthood, con frecuencia se autocalifiquen como “proelección”, solo si esta “elección implica el aborto”. y que además tengan referencia nulas a la adopción.

“Mientras que las celebridades gritan en voz alta su apoyo a Planned Parenthood y al aborto, organizaciones como la Fundación para la Adopción de Dave Thomas están realizando el arduo trabajo de ayudar a los niños, las mujeres y las familias vulnerables”.

“Quizás las celebridades deberían tomar nota y gastar menos energía diciéndoles a las mujeres que deben tener un aborto para tener éxito, y dedicar más tiempo y esfuerzo a apoyar a las mujeres y los niños cuyas madres eligieron la vida”, concluyó.