27 de marzo de 2015 6:13 pm

Exhortan a “ser voz de los sin voz” ante proyecto del aborto en Chile

POR CAROLINA REQUENA | ACI Prensa

Mons. Francisco Stegmeier, Obispo de Villarrica (Chile)
Mons. Francisco Stegmeier, Obispo de Villarrica (Chile)

En el contexto del debate del proyecto de ley de despenalización del aborto en Chile, se ha organizado una serie de masivas manifestaciones por la vida en distintas partes del país.

En el marco de una manifestación por la vida organizada para el sábado 28 de marzo, por jóvenes en la localidad de Villarrica, al sur de Chile, el Obispo de esa diócesis Mons. Francisco Stegmeier, quien también participará en la actividad, hizo un llamado a “ser voz de los sin voz para que nada les impida nacer”.

Ante el ánimo y creatividad mostrado por los jóvenes, el Obispo de Villarrica Mons. Francisco Javier Stegmeier señaló que esta convocatoria es “una invitación especial a los jóvenes, niños y familias que están por la vida y que nuestra voz sea escuchada por las autoridades, por los parlamentarios de quienes depende que hoy haya o no ley de aborto en Chile”.

En una reflexión en torno a la vida publicada por Mons. Stegmeier publicada a principios de este año, se dirigió, especialmente a los fieles laicos, “de quienes depende en gran medida la proclamación y defensa de la cultura de la vida”.

Citando el Documento de la V Conferencia de Aparecida (2007) el Obispo afirmó que “todos estamos llamados a reconocer que el ser humano, creado a imagen y semejanza de Dios, también posee una altísima dignidad que no podemos pisotear y que estamos llamados a respetar y a promover”.  

Respecto a los distintos proyectos de despenalización del aborto que han sido propuestos por el gobierno de Michelle Bachelet, “coinciden en querer aprobar la legalización o despenalización del aborto por razones terapéuticas, por malformación del niño o en caso de que éste haya sido concebido como fruto de una violación. En ninguno de los tres casos se justifica la ley de aborto”, enfatizó Mons. Stegmeir.

Expresó que en el caso de “aborto terapéutico se está utilizando una expresión engañosa para disfrazar la realidad de un crimen abominable, según expresión del Concilio Vaticano II. En sentido estricto, el aborto terapéutico sería aquel por el cual se mata al niño a fin de salvar la vida de la madre, aunque el hijo esté sano y no venga con malformaciones”.

“Está el error de pensar que la vida de la madre vale más que la del hijo; sin embargo, el niño por nacer es también una persona humana que merece el mismo derecho a ser tratado como tal”, recalcó.

En el caso del niño concebido como resultado de una violación afirmó que “es una abierta contradicción y una tremenda injusticia que se mate precisamente a la persona que es del todo inocente e indefensa. Al violador, padre del niño, según la ley chilena, no se le puede sentenciar a muerte por su delito y sin embargo, ¿se quiere matar sin más al niño simplemente porque la ley lo permitiría?”, enfatizó el Obispo.

Agregó que la verdadera ayuda que se le debe brindar a la mujer “es la comprensión, el apoyo y el acompañamiento espiritual, sicológico, social y económico por parte del Estado, la Iglesia y la propia familia, cada uno en su propio ámbito. A la madre y al niño se les deben asegurar las mejores condiciones de vida que les permitan a ambos un pleno desarrollo como personas humanas”.

Respecto del niño que viene con alguna grave deformación dijo que “toda persona humana, aunque tenga graves malformaciones se le debe prestar la necesaria atención médica para que tenga la mejor calidad de vida posible, nunca se debe matar directa e intencionalmente a una persona indefensa e inocente”.

Dijo también que “no corresponde recurrir al principio del mal menor para justificar una ley de aborto, pues nunca se puede hacer el mal para procurar un bien. En la ley del aborto la intención expresa y la acción directa es matar al niño por nacer. Violar los derechos esenciales de la mujer es un mal, tanto como violar los derechos del niño por nacer”.

Por todo lo dicho, recalcó que “ningún legislador puede votar a favor del aborto en los tres casos señalados, menos aún uno que se declara católico y acepta la enseñanza de la Palabra de Dios y de la Iglesia. Es una razón de coherencia”.

En este contexto agregó que en la perspectiva de la ideología de género “que representa para la Iglesia, para la sociedad y para cada cristiano una radical negación de la naturaleza misma del ser humano y el intento, consecuente, de establecer nuevos derechos humanos (…)Por eso se enarbolan los derechos de la mujer en contra de la vida del niño; porque estos derechos de la mujer sobre su propio cuerpo y su calidad de vida corporal y psíquica se consideran absolutos e incuestionables”.

“Una ley de aborto, unida al conjunto de otras leyes y reglamentos – como anticoncepción, esterilización, divorcio, uniones de hecho o acuerdo de vida en pareja, etc. -  constituyen una cultura o sociedad profundamente anticristiana, que no puede ser vencida sino por el poder de Dios mismo, de Jesucristo Rey de Reyes”, afirmó.

Finalizó diciendo que si “en Chile se aprueba el aborto, significaría que nuestro sistema político ya tiene elementos que en su esencia lo convierten en un totalitarismo encubierto. En esta línea, con toda valentía y claridad hay que señalar que una ley de aborto es esencialmente tan totalitaria como la práctica eugenésica llevada a cabo por Hitler o el establecimiento del gulag soviético”.

El acto público en contra del aborto se realizará el sábado 28 de marzo, en las calles céntricas de esa ciudad a contar de las 10.00 horas, e incluirá la participación de adherentes de Villarrica, Temuco y Pucón. Incluyendo representantes de la región de Los Ríos.

Desde las redes sociales los jóvenes han hecho suya la consigna #Yomarchoporlavida en Twitter y compartiendo imágenes en el perfil oficial de Facebook: https://www.facebook.com/pages/Yo-Marcho-por-la-Vida/626920637386530?fref=ts

Etiquetas: Aborto, Chile, Defensa de la vida, #Nadiesobra

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios