10 de julio de 2021 - 8:04 PM

Esta iglesia de San José consoló a miles de inmigrantes en EE.UU. por casi 3 siglos

POR CYNTHIA PÉREZ | ACI Prensa

Old St. Joseph’s Church (Antigua Iglesia de San José). Crédito: Cortesía de Old St. Joseph’s Church a National Catholic Register (NCR).
Old St. Joseph’s Church (Antigua Iglesia de San José). Crédito: Cortesía de Old St. Joseph’s Church a National Catholic Register (NCR).

La hoy llamada Old St. Joseph’s Church (Antigua Iglesia de San José), es uno de los lugares más emblemáticos de Filadelfia, no solo por contribuir a establecer la Iglesia Católica en Estados Unidos, sino por ser fuente de consuelo y ayuda para innumerables inmigrantes por casi tres siglos.

Joseph Pronechen, escritor católico y autor del libro Fruits of Fatima - Century of Signs and Wonders, señaló en National Catholic Register que el histórico templo de San José de Filadelfia fue fundado en 1733, recibió el nombre de “Antigua” oficialmente en la década de 1840, y dijo que a lo largo de los años, recibió la visita de importantes personajes, inclusive santos.

Señaló que entre ellos destaca Francis Drexel, el padre de Santa Katherine Drexel, religiosa estadounidense que luchó contra el racismo hacia los nativos americanos y afroamericanos en su país. Dijo que el Señor Drexel fue bautizado y se casó en esta iglesia, frecuentada también por su esposa e hija, y que San John Neumann la visitó como obispo de Filadelfia a mediados del siglo XIX.

Además, dijo que durante los años de la Guerra de Independencia, el templo dedicado al patrono universal de la Iglesia Católica fue visitado por el marqués de Lafayette y el conde de Rochambeau. Además, John Barry, héroe naval y padre de la Marina de EE.UU., se casó y asistió regularmente a Misa en esta iglesia.

Según Pronechen, la Antigua Iglesia de San José ya era una parroquia floreciente antes de que Estados Unidos declarara su independencia en 1776. Explicó que en 1734 fue el único templo que logró “obtener su independencia de la ley británica que prohibía las Misas públicas para los católicos”.

Explicó que cuando el P. Joseph Greaton, un misionero jesuita, llegó a la iglesia para establecerse, construyó una pequeña capilla para Misas públicas. Ante ello, la Corte tuvo que aceptar la legalidad de las celebraciones litúrgicas, “porque la corona inglesa ya había aprobado la Carta de Privilegios de William Penn que permitía la libertad religiosa”.

Dijo que este hecho histórico está grabado en una placa del templo. En aquellos días, “la ciudad Filadelfia se convirtió en un centro” del catolicismo “en las colonias”, pues la Antigua Iglesia de San José era “el único lugar en todo el mundo de habla inglesa” donde los católicos podían participar legalmente de “la celebración pública del Santo Sacrificio de la Misa”, señaló.

En 1757, debido a la gran concurrencia de fieles, el sucesor del P. Greaton construyó una iglesia más grande y otra dedicada a la Virgen María, llamada “Old St. Mary’s Church”. Dijo que según registros oficiales, en 1785 había tres mil católicos, mil en la ciudad y dos mil en los alrededores; y que según los registros sacramentales se registraron “8.850 bautismos antes de 1810”.

Arquitectura del templo

En 1839, la parroquia construyó una tercera iglesia, donde hoy aún la congregación tiene presencia activa. Según Pronechen, fue construido por el feligrés John Darragh, y en la entrada del templo hay una placa que identifica al “Antiguo San José” como santuario nacional.

El templo posee una arquitectura clásica popular y destaca el santuario, que está flanqueado por un par de columnas acanaladas jónicas sobre el que se luce un frontón arqueado, que en conjunto producen “un efecto agradable y sereno para el silencio y la adoración”, señaló.

Dijo que “el tabernáculo, parece en sí mismo un templo clásico significativo”. Detalló que sobre el sagrario hay una enorme pintura enmarcada de la escena de la Crucifixión, que según una de las obras de Peter Paul Rubens, fue realizada por el feligrés Sylvano Martínez, un artista portugués.

Pronechen dijo que la primera estatua de San José llegó en 1847. Detalló que fue tallada en Roma, que es de tamaño más grande que el de una persona real, y que está ubicada en un pedestal a la derecha del altar. Dijo que al otro costado hay un pedestal con una estatua del misionero jesuita San Francisco Javier, que llegó en 1923.

Además, dijo que “dos estatuas más pequeñas descansan en los nichos arqueados sobre los altares laterales más pequeños. A la derecha está el Sagrado Corazón, honrado aquí desde 1885”; y al lado izquierdo, está una imagen de la Virgen María de joven. “Los tabernáculos en ambos altares laterales hacen eco del diseño del tabernáculo central”, agregó.

En 1886, la iglesia obtuvo sus cuatro vidrieras: una representa a los ángeles adorando a la Eucaristía en una custodia; otra representa la Coronación de María; y dos más muestran el Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María.

La iglesia tuvo renovaciones. Por ejemplo, en 1885, el padre de Santa Katharine Drexel, entonces un exitoso financiero, donó el monto necesario para la renovación de la iglesia y la construcción de una nueva escuela. La donación se utilizó permitió comprar asientos nuevos de estilo victoriano, y también ayudó a la parroquia a sobrellevar tiempos difíciles.

De las renovaciones destaca “La exaltación angelical de San José en el cielo”, un mural circular neoclásico en el techo. Fue pintado por Filippo Costaggini, cuya parte de su trabajo está en la Basílica Catedral de San Pedro y San Pablo de Filadelfia y en la Rotonda del Capitolio de EE. UU.

Además, en 1904, grupos de la Congregación de María de la iglesia financiaron otra renovación del santuario que hoy permanece. El trabajo incluye “un altar de mármol bellamente tallado que tiene suaves curvas en ‘S’ en el altar lateral, las puertas de latón y el piso de mosaico”.

Iglesia de los Inmigrantes

Pronechen relató que a lo largo de los siglos, “innumerables inmigrantes han encontrado consuelo, alivio y ayuda” en la Iglesia de San José.

Señaló que un antiguo feligrés llamado Tish Byrne dijo que “no era una iglesia de ‘sociedad’ sino una iglesia para todos. Es una parroquia de inmigrantes urbanos ejemplar. Servimos a una población muy diversa”.

El escritor dijo que en 1755, el P. Robert Harding, sacerdote jesuita que fue el segundo pastor de la iglesia, “ayudó a cuidar a más de 480 arcadianos franceses necesitados que llegaron a Filadelfia después de que los británicos los exiliaran de Nueva Escocia”.

Además, dijo que en 1794 la iglesia “dio la bienvenida a refugiados blancos y negros que huían de la revolución en Santo Domingo”. Señaló que de allí nació “la primera congregación de católicos negros de la ciudad”, y que “los registros eclesiásticos muestran” un gran número de matrimonios y bautizos de afroamericanos” desde casi los inicios del templo.

Destacó que “durante la epidemia de fiebre amarilla de 1793 en Filadelfia, en la que murió el 10% de la población de la ciudad, los sacerdotes de Old St. Joseph ministraron a todos los necesitados. Cuatro de los sacerdotes murieron junto con 335 compañeros católicos”.

En 1840, el P. Felix Joseph Barbelin, jesuita de origen francés, ayudó y acogió “a los afroamericanos a la Misa dominical y las vísperas. En 1859, el P. Barbelin abrió una escuela para católicos negros; también, “estableció organizaciones para los numerosos inmigrantes irlandeses e italianos y fue conocido en toda la ciudad como el ‘Apóstol de la Escuela Dominical’”, dijo.

Pronechen dijo que si bien la iglesia declinó a inicios del siglo XX, luego de aproximadamente medio siglo refloreció, cuando se estableció el Parque Histórico Nacional de la Independencia y el distrito histórico. “Hoy en día, la gente viaja de fuera del estado a nuestra parroquia. Vienen para la Misa dominical, de todas partes de la ciudad y los suburbios”, dijo Byrne al escritor.

“En 1959, este lugar recibió un honor muy esperado que jugó un papel importante en el establecimiento de la Iglesia Católica en Estados Unidos. Con la aprobación de ambas cámaras del Congreso, el presidente Dwight Eisenhower declaró a la Iglesia Old St. Joseph como un ‘Santuario Nacional de la Libertad Religiosa’”, concluyó.

Etiquetas: Estados Unidos, inmigrantes, Francia, San José, Iglesia en Francia, Católicos en Estados Unidos, Año de San José

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios