5 de febrero de 2014 3:16

Escocia: Fallo permite que agencia católica de adopciones no entregue niños a parejas del mismo sexo

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Mons. Philip Tartaglia (Foto: PaulVIF (CC BY-SA 3.0))
Mons. Philip Tartaglia (Foto: PaulVIF (CC BY-SA 3.0))

El Arzobispo de Glasgow (Escocia), Mons. Philip Tartaglia, expresó su gratitud por la “sabia decisión” del panel de apelaciones del país que falló a favor de una agencia católica de adopciones que así podrá seguir con su servicio, de acuerdo a sus principios, y no entregar niños en adopción a parejas del mismo sexo. 
El Prelado dijo que la agencia es "pequeña", sin embargo, realiza un buen trabajo para la comunidad en general, “la agencia ayuda a transformar la vida de algunos de los niños más vulnerables de la sociedad", y afirmó que "hubiera sido una gran pena si la hubieran obligado a cerrar”.
Casi todas las agencias católicas de adopción en el Reino Unido se han visto forzadas a cerrar o a desafiliarse de la Iglesia y de sus patrocinadores debido a la interpretación estricta de las leyes en contra la “discriminación”.
Después de recibir una denuncia de la Sociedad Secular Nacional, la Oficina escocesa Reguladora de la Caridad examinó la sociedad de adopción y dictaminó que sus políticas han tenido un impacto negativo en las personas del mismo sexo y las que cohabitan y que violó la Ley de Igualdad de 2010. Sin embargo, el Comité escocés de Apelaciones de Caridad señaló que la agencia de adopción da un beneficio público y reglamentó que puede permanecer adherida a las enseñanzas de la doctrina católica para llevar a cabo su labor. 
Mons. Tartaglia señaló que este fallo “significa que las familias listas para adoptar pueden mirar hacia el futuro con más serenidad y además los niños que tienen grandes necesidades pueden ser colocados en un hogar amoroso". 
Un portavoz de la Sociedad Saint Margaret de Cuidado de los Niños y de la Familia dijo a la BBC News que “estamos muy contentos y aliviados que se haya levantado la amenaza que teníamos sobre nosotros. (…) Nuestro único deseo es continuar con el trabajo que las autoridades reconocen, y colocar niños necesitados de familias con padres que los amen”.
Desde que la agencia fue fundada en 1955, ha colocado a cientos de bebés y niños en situaciones difíciles con padres adoptivos católicos con el requisito que estén casados al menos por dos años.
Este trabajo que realiza está financiado parcialmente por la Iglesia Católica y algunos de sus Obispos forman parte de la directiva.
La buena labor que hacen por los niños ha sido incluso galardonado con premios nacionales y las recibe el apoyo de cientos de familias adoptivas y miembros de la comunidad que el verano pasado se reunieron en la Catedral de Glasgow para conmemorar sus años de servicio.

Etiquetas: adopción gay, Escocia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios