27 de mayo de 2020 7:30 pm

Episcopado Dominicano lanza protocolo ante la reapertura de iglesias y servicios religioso

Redacción ACI Prensa

Catedral de Santo Domingo, Santa Maria La Menor. Crédito: Martin Falbisoner, Creative Commons (CC BY-SA 4.0)
Catedral de Santo Domingo, Santa Maria La Menor. Crédito: Martin Falbisoner, Creative Commons (CC BY-SA 4.0)

La Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) anunció el 26 de mayo en su sitio web el nuevo protocolo para la reapertura gradual de iglesias y sus actividades que iniciará el 3 de junio.

En el comunicado, el Episcopado Dominicano informó que los fieles podrán ingresar a los templos “para las celebraciones eucarísticas y adoración al Santísimo”, a partir de la segunda etapa del plan de reapertura que va desde el 3 al 17 de junio, pero solo podrán ocupar un 30% de la capacidad total del templo.

Posteriormente, en la tercera fase, que comprende del 18 de junio al 4 de julio, señalaron que “se restablecerán los servicios ordinarios y grupales de la acción pastoral” y se aumentará el aforo máximo al 50% del templo.

En la cuarta fase, que inicia el 5 de julio, se espera retornar a la vida pastoral ordinaria”, por lo cual se espera ingresar a los templos al 100% de sus capacidades, pero en todas las etapas se tomarán las medidas sanitarias y de distanciamiento social indicadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud Pública (MSP) del país.

Con respecto al ingreso a los templo, “los obispos invitaron a las personas adultas mayores, enfermas o en situación de riesgo a continuar desde sus hogares la lectura de la Palabra de Dios, oración y sintonización de las transmisiones de la misa a través de los medios de comunicación”, con el fin de salvaguardar la vida y salud de todos los fieles.

Durante toda la reapertura de las iglesias se ha determinado que todos los participantes usen de forma obligatoria mascarillas y que respeten la distancia de dos metros entre bancos y entre personas, con excepción de los familiares de una misma casa.

Asimismo, se ha establecido realizar marcas en el piso para indicar dónde deben colocarse los asistentes; el uso de gel higienizante para los feligreses; contar con plástico protector para los micrófonos; y desinfectar los bancos, sillas y objetos litúrgicos al finalizar cada celebración.

Los obispos también indicaron a los fieles que no está permitido “tocar ni besar las imágenes sagradas” y  que “las pilas de agua bendita continuarán vacías”. Entre otras disposiciones, los templos mantendrán  sus puertas abiertas “a la entrada y salida de las celebraciones para no tener que tocar manillas o llavines y propiciar la ventilación” de los espacios.

Sobre la celebración de la Santa Misa, “los obispos señalaron que el sacerdote o ministro entregará la Comunión en las manos sin decir nada” a los fieles, quienes sólo podrán retirarse la mascarilla para comulgar. Además, se indicó que el saludo de la paz se realice evitando contacto directo con los demás asistentes.

En relación a la celebración de los sacramentos, los obispos propusieron que al menos durante la segunda fase, el Bautismo, la Primera comunión, la Confirmación y los Matrimonios sean postergados, y en caso se realicen, “sean asumidas las medidas sanitarias indicadas por las autoridades y especificadas en el protocolo”.

Por último, los obispos señalaron que “durante la primera, segunda y tercera fase no estarán permitidas las procesiones dentro y fuera del templo, y, hasta nuevo aviso, no se permitirán las visitas turísticas en los templos católicos”. Asimismo, dijeron que evaluarán la evolución de cada fase con el fin de actualizar el protocolo de ser necesario.

Actualmente, en República Dominicana hay 15,723 casos de infectados con el COVID-19, 474 fallecidos y 8,790 recuperados.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios