6 de mayo de 2003 - 2:12 PM

Enérgica condena del Papa a asesinato de 10 secuestrados en Colombia

Redacción ACI Prensa

Enérgica condena del Papa a asesinato de 10 secuestrados en Colombia

En un telegrama enviado al Arzobispo de Medellín, Mons. Alberto Giraldo Jaramillo, el Papa Juan Pablo II manifestó su más enérgica condena y hondo pesar por el asesinato del gobernador de Antioquia, un ex ministro de Defensa y otros ocho militares que permanecían desde hace varios meses secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Según el texto enviado por el Cardenal Angelo Sodano, Secretario de Estado Vaticano, el Santo Padre recibió “con hondo pesar la triste noticia del execrable atentado en el que perdieron la vida Guillermo Gaviria y Gilberto Echeverry, así como ocho militares” y “expresa una vez más enérgica reprobación por los actos de terrorismo que atentan la pacífica convivencia y ofenden los sentimientos más profundos del ser humano”.

El Pontífice envió sus condolencias a los familiares de las víctimas “mientras ofrece sufragios por el eterno descanso de los fallecidos y eleva plegaria para que Dios conceda su consuelo e inspire sentimientos de concordia a cuantos lloran las trágicas consecuencias de la violencia”.

El Papa alienta al pueblo colombiano a proseguir su camino "hacia la ansiada pacificación", al tiempo que imparte su bendición a los fieles de "esa querida tierra".

Ayer, se hallaron los cadáveres del gobernador Gaviria, de 41 años; del ex ministro Echeverri, de 66, y de ocho militares en una zona selvática del municipio antioqueño de Murindó, 400 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Los dos funcionarios fueron secuestrados el 21 de abril de 2002, cuando encabezaban una marcha contra la violencia y de respaldo al municipio de Caicedo, bloqueado entonces por las FARC. Los ocho militares asesinados fueron secuestrados en distintas épocas, uno de ellos en 1997.

La información oficial asegura que algunos de los cuerpos presentaban tiros de gracia en la nuca o a la altura de la oreja y que militares sobrevivientes narraron cómo uno de los jefes guerrilleros la orden de asesinarlos tras escuchar la llegada de helicópteros militares.

Según se informó, las Fuerzas Especiales y la Fuerza de Despliegue Rápido del Ejército, desarrollaban una operación para rescatar a los plagiados, que garantizaba el menor riesgo para las víctimas.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios