19 de junio de 2003 - 2:10 PM

En histórica Misa con políticos, el Cardenal Rivera  llama a imitar a Sto. Tomás Moro

Redacción ACI Prensa

En histórica Misa con políticos, el Cardenal Rivera  llama a imitar a Sto. Tomás Moro

En un evento sin precedentes en el contexto de la tradición anti clerical del “establishment” político mexicano, la Basílica de Guadalupe se convirtió ayer en el escenario  de la una Celebración Eucarística con ocasión de la Peregrinación de Gobernantes y Políticos en la festividad de su patrón, Santo Tomás Moro. La Misa, presidida por el Arzobispo Primado, Cardenal Norberto Rivera, atrajo a políticos de todos los frentes, desde miembros del Gabinete del Presidente Vicente Fox hasta representantes de diversos partidos políticos y agrupaciones con proyección en el campo político.

Esto ocurrió a pesar del complejo marco pre-electoral en vistas a la contienda democrática del próximo 6 de julio  y a la larga tradición secularista que veía con malos ojos cualquier expresión pública de fe de parte de funcionarios públicos.

“Quiero felicitarlos porque son verdaderamente valientes ante esta actitud de exhibir su fe  frente a esa actitud de linchamiento ante aquel que quiere venir a una celebración religiosa. Y ustedes han decidido venir y han querido invitar a su obispo. Les agradezco mucho”, dijo el Cardenal al iniciar la emotiva Eucaristía.

Durante la homilía de la Misa dedicada  a Santo Tomás Moro, patrono de políticos y legisladores, el Cardenal recordó que este modelo de integridad, “sin abandonar la constante fidelidad a la autoridad y a las instituciones, rechazó toda forma de componenda y afirmó con su vida y muerte que ‘el hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral’”.

El Purpurado explicó además que “una consecuencia de la coherencia entre fe y vida, entre evangelio y cultura, como lo recuerda el Concilio Vaticano II, es la de iluminar al cristiano en uno de sus aspectos más importantes de su vida, por eso exhorta a los fieles a ‘cumplir con fidelidad sus deberes temporales, guiados siempre por el espíritu evangélico’”. 

Es importante “no descuidar las tareas temporales pues la propia fe les obliga al más perfecto cumplimiento de todas ellas, de acuerdo a la vocación de cada uno, no olvidando hacer un esfuerzo humano, familiar, profesional, científico o técnico, con los valores religiosos, bajo cuya altísima jerarquía todo coopera a la gloria de Dios”, agregó.

Santo Tomás Moro, dijo luego, “es un testigo de este compromiso de conciencia, ante Dios y ante sí mismo, llevado hasta el martirio.  La preocupación por el bien común, no le oscureció la convicción de que el Reino de Dios y su justicia es lo que siempre hemos de buscar primero, y todas las demás cosas se darán por añadidura”.

El Cardenal explicó más adelante que uno de los retos más urgente en el futuro próximo “es promover y consolidar una gran reconciliación y pactar consensos concretos que nos lleven a un gran acuerdo nacional en donde el bien de México esté sobre los partidos y sobre los intereses personales o de grupo”. 

“Pidamos la intercesión de Santo Tomás Moro para que comprendamos esa urgencia de reconciliación nacional”, dijo el Purpurado; y concluyó:  “Roguemos al Señor por esa reconciliación para que también tengamos esa capacidad de crear consensos y de llegar a un gran compromiso de desarrollo de nuestra patria”.

Al concluir la celebración eucarística, todos los asistentes fueron invitados a recitar la Oración del Político Cristiano, inspirada en los principios de Santo Tomás Moro, y que éste  defendió con su propia sangre.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios