3 de junio de 2021 - 5:53 PM

En aniversario de muerte, recuerdan a arzobispo que va camino a los altares

POR HARUMI SUZUKI | ACI Prensa

Mons. Ismael Perdomo Borrero. Créditos: Arquidiócesis de Bogotá
Mons. Ismael Perdomo Borrero. Créditos: Arquidiócesis de Bogotá

La Arquidiócesis de Bogotá (Colombia), animó a los fieles a rezar por la pronta beatificación de Mons. Ismael Perdomo Borrero, siervo de Dios que dirigió esta Iglesia particular entre 1928 y 1950, y que partió a la Casa del Padre hace 71 años.

En un video, el párroco de Santa Gema Galgani, P. Martín Gil, señaló que los tiempos de Mons. Perdomo tienen “mucho en común con los nuestros”, dado que estuvieron marcados por “fuertes polarizaciones políticas, desequilibrios sociales y tremendos estallidos de violencia”.

“La actitud del venerable que sufrió también importantes pérdidas personales y en la arquidiócesis, estuvo totalmente anclado en los valores del Evangelio, reconciliación, diálogo oración de intercesión y caridad activa”, remarcó.

El sacerdote indicó que frente a una Bogotá marcada por los odios, el Siervo de Dios, que falleció el 3 de junio de 1950, “impulso la evangelización de los sectores más alejados, y la promoción de la justicia y la solidaridad con todos los medios a su alcance”.

“Su autoridad apoyó la creación de muchas parroquias y obras sociales que siguen vivas entre nosotros, como testimonio de un gran amor a la Iglesia y de la búsqueda permanente del bien de todo ser humano”, agregó.

Además, señaló que Mons. Perdomo fue un hombre de perdón que, en los acontecimientos del 9 abril de 1948, cuando estalló en Colombia una revolución por el asesinato del candidato a la presidencia, Jorge Eliecer Gaitán, fue “ejemplo de serenidad y confianza en Dios”.

El siervo de Dios “invitó a todos a poner sus ojos en Jesús, Señor de la historia, y en María, la madre que junto a la cruz acoge a todos los hombres”, subrayó.

El sacerdote indicó que Mons. Perdono dio su vida “como ofrenda agradable a Dios” y dejó “el ejemplo de auténtico ministro de cristo y pastor de esta nuestra iglesia particular de Bogotá”.

El vicepostulador en la causa de canonización de Mons. Ismael Perdomo, P. Leonardo Cárdenas, indicó que en este tiempo en el que “la enfermedad, el dolor, el sufrimiento, la muerte están a portas de nuestra casa”, se tiene una “oportunidad privilegiada” para pedir el auxilio “que Dios nos otorga en la persona de Mons. Ismael Perdomo”.

El P. Cárdenas afirmó que el arzobispo se preocupó “muchísimo por el clero, por los seminarios, por los fieles” y vivió “en su propia carne el dolor, el sufrimiento, la enfermedad, la confrontación”.

Además, invitó a trabajar juntos para que “la devoción a Mons. Ismael Perdomo sea mucho más conocida” y lograr tener pronto “un santo más en nuestra querida patria colombiana tan necesitada de estos ejemplos, que nos ayuden a vivir mucho mejor nuestra fe”.

Finalmente, el Arzobispo de Bogotá (Colombia), Mons. Luis José Rueda Aparicio, indicó que la Iglesia en Colombia “vive la alegría de recordar la memoria de un hombre que se santificó en nuestras tierras, un buen pastor, el Siervo de Dios Ismael Perdomo”.

Mons. Rueda también brindó una oración en honor al Siervo de Dios:

Dios Padre, rico en misericordia, que concediste a tu siervo Ismael Perdomo, obispo, un entrañable amor a la Virgen María, y las más admirables virtudes de fe, fortaleza, amor a los pobres, humilde abnegación, heroica paciencia y celo por la paz, concédenos por sus méritos la gracia que hoy solicitamos de tu infinita bondad, para que así, seguros de su intercesión en el cielo, lo veamos prontamente entre el número de los santos, amén.

Etiquetas: Colombia, Bogotá, Arquidiócesis de Bogotá

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios