1 de diciembre de 2003 - 2:10 PM

El Vaticano pide una respuesta integral al desafío mundial del SIDA

Redacción ACI Prensa

El Vaticano pide una respuesta integral al desafío mundial del SIDA

En un mensaje publicado con ocasión de la Jornada Mundial del SIDA que el mundo celebra el 1 de diciembre, el Presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud, Cardenal Javier Lozano Barragán, hizo un llamado al mundo para enfrentar esta pandemia desde una perspectiva integral, evitando el reduccionismo del mal llamado “sexo seguro”. En el mensaje, el Cardenal envía en nombre de la Iglesia Católica a las organizaciones e instituciones internacionales y agencias católicas comprometidas en la lucha contra este “terrible azote”, “un mensaje de amor y de esperanza para las familias y las personas afectadas por este terrible mal”.

El Purpurado mexicano exhorta además, en nombre del Papa, a buscar “nuevas vías y medios idóneos capaces de conducir a la gente y en particular a los jóvenes a adoptar comportamientos y costumbres de vida respetuosos de los auténticos valores de la vida y del amor”.

Tras recordar que a finales de 2002, según las estadísticas oficiales, 42 millones de personas tenían SIDA, de los cuales el 19,2 millones son mujeres y 3,2 millones niños menores de 15 años, el presidente del consejo escribe que “el compromiso y la acción de la Iglesia en los diversos continentes conciernen a la prevención, la educación y la asistencia de los enfermos y de los familiares”.

El Cardenal recuerda que las principales acciones pastorales son:

·        La formación.

·        La prevención, gracias a la educación sanitaria

·        La caridad con los enfermos ingresados en centros y hospitales

·        El acompañamiento pastoral “gracias a programas específicos sobre la sexualidad”

·        La asistencia a los huérfanos, a los prisioneros y la reintegración social y eclesial”.

 “Si las causas de la enfermedad son el pansexualismo y la tóxicodependencia, los condicionamientos son la pobreza, la urbanización, la desocupación, la movilidad, las migraciones”, dice el mensaje, y explica que el pensamiento de Juan Pablo II “se articula en torno a la naturaleza del fenómeno (patología del espíritu), a la prevención basada en la sacralidad de la vida y la sexualidad responsable”; y se dirige “en particular, a los profesionales de la salud”; pero también “a las autoridades civiles que deben facilitar a la población una información correcta y una ayuda a los pobres”; y a los científicos, “para que hagan todo lo posible para el progreso de la investigación sobre el SIDA/VIH y encuentren medicamentos nuevos y eficaces”.

 “A nivel personal –sigue el texto- la Iglesia invita a intensificar la prevención según la doctrina de la Iglesia”, “a acercarse al sacramento de la reconciliación, a reavivar en los enfermos el sentido cristiano de la vida”.

A nivel comunitario, el mensaje recomienda “el sostén de la actividad parroquial sobre el VIH/SIDA”, “la atención a las políticas de los gobiernos en materia de SIDA”, así como “el apoyo económico y financiero de las iniciativas y proyectos sobre el SIDA”.

El documento concluye invitando a la comunidad internacional, a los gobiernos y a la Iglesia en particular a: “promover campañas de sensibilización y de educación de la población; hacerse cargo de las necesidades de los huérfanos; comprometerse en la globalización del bien común de la salud; evitar cualquier forma de exclusión o discriminación de las personas seropositivas; facilitar a los enfermos el acceso a las medicinas genéricas”; así como “ayudar y acompañar espiritualmente a los enfermos y sus familiares; ver en los enfermos el rostro de Cristo”.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios