29 de junio de 2008 - 6:02 AM

El Papa pide que el Año Paulino sea un tiempo de unidad y apostolado en la Iglesia

Redacción ACI Prensa

El Papa pide que el Año Paulino sea un tiempo de unidad y apostolado en la Iglesia

Ante los miles de peregrinos se reunieron este domingo en la Plaza de San Pedro, el Papa Benedicto XVI recordó que la dimensión misionera representada por San Pablo debe estar siempre acompañada por la dimensión de la unidad representada por San Pedro en quien Jesucristo edificó su Iglesia.

Al introducir el rezo del Ángelus dominical, el Santo Padre consideró que la coincidencia de la Solemnidad de San Pedro y San Pablo con el domingo es una “coincidencia propicia para dar mayor acento a un extraordinario evento: el Año Paulino”.

“Los historiadores sitúan el nacimiento de Saulo, que se convertirá en Pablo, entre el 7 y el 10 después de Cristo. Por ello, al cumplirse aproximadamente dos mil años, he querido convocar este especial jubileo que tendrá naturalmente como baricentro Roma, y en particular la Basílica de San Pablo Extramuros y el lugar del martirio en la Abadía Tre Fontane”, dijo el Pontífice.

Asimismo enfatizó que se trata de una celebración de toda la Iglesia, en todos los rincones del planeta, pues “el horizonte del Año Paulino no puede no ser universal, pues San Pablo fue por excelencia el apóstol de quienes respecto a los Hebreos eran ‘lejanos’ y que ‘gracias a la sangre de Cristo’ se han convertido en ‘cercanos’. Por esto, en un mundo que es cada vez más ‘pequeño’, pero donde muchísimos aún no han conocido al Señor Jesús, el jubileo de san Pablo invita a todos los cristianos a ser misioneros del Evangelio”.

Más adelante el Papa recordó que “esta dimensión misionera necesita ser acompañada por aquella de la unidad, representada por San Pedro, la ‘roca’ sobre la cual Jesucristo edificó su Iglesia. Los carismas de los dos grandes Apóstoles son complementarios para la edificación del único Pueblo de Dios, y los cristianos no puede dar un válido testimonio de Cristo si no están unidos entre sí”.

“Año Paulino, evangelización, comunión en la Iglesia y plena unidad de todos los cristianos: recemos por estas grandes intenciones confiándolas a la celeste intercesión de Maria Santísima, Madre de la Iglesia y Reina de los Apóstoles”, concluyó.

Seguidamente rezó el Ángelus con los presentes e impartió su Bendición Apostólica.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios