28 de octubre de 2017 6:30 am

El Papa ofrece estos 5 consejos a los miembros de los Institutos Seculares

Redacción ACI Prensa

El Papa Francisco durante una audiencia. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa
El Papa Francisco durante una audiencia. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

El Papa Francisco sugirió a los miembros de los Institutos Seculares 5 consejos espirituales que les pueden ayudar en su camino y vocación: rezar, discernir, compartir, animar y dar simpatía.

En un mensaje con motivo de la celebración en Roma del Congreso Italiano de los Institutos Seculares, con motivo del 70 aniversario de la Constitución Apostólica “Provida Mater Ecclesiae”, el Santo Padre destacó que “la novedad y la fecundidad de los Institutos Seculares radica en la conjugación de consagración y secularidad, practicando un apostolado de testimonio, de evangelización, en especial por parte de los presbíteros, y de empeño cristiano en la vida social”.

Rezar

Francisco destacó la oración como un ejercicio fundamental “para estar unido a Dios, cercano a su corazón. Escuchar su voz frente a todo suceso de la vida, viviendo una existencia luminosa que avanza de la mano del Evangelio y lo asume”.

Discernir

Señaló que discernir significa “saber distinguir lo esencial de lo accesorio”. “Es afirmar la sabiduría, cultivarla cada día para ver cuáles son tus responsabilidades, qué es necesario asumir y cuáles son tus obligaciones prioritarias”.

“Se trata –explicó el Papa– de un proceso personal pero también comunitario, ya que el esfuerzo individual no es suficiente”.

Compartir

El Santo Padre animó a “compartir la suerte de cada hombre y de cada mujer, incluso cuando los acontecimientos del mundo son trágicos y oscuros, sin abandonar el mundo a su suerte, porque hay que amarlo como Jesús lo amó, hasta el fin”.

Animar

También exhortó el Papa Francisco a, “con la gracia de Cristo, no perder nunca la confianza que sabe ver el bien en toda cosa. Es una invitación que recibimos en cada celebración eucarística: ‘Levantemos el corazón’”.

Dar simpatía

Se trata de una invitación a ofrecerse al mundo y a las personas con optimismo. “También cuando todo parece contribuir a que perdamos esa simpatía. Estar animados por la simpatía que procede del Espíritu de Cristo nos hace ser libres y apasionado, nos hace estar dentro como la sal y la levadura”.

Portadores del sentido del mundo

Por otro lado, el Pontífice subrayó el carácter revolucionario de la “Provida Mater Ecclesiae”, ya que “delineó una nueva forma de consagración, la de los fieles laicos y presbíteros diocesanos llamados a vivir los consejos evangélicos en la secularidad en la cual viven debido a su condición existencial o su ministerio pastoral”.

“Estáis llamados hoy a ser humildes y apasionados portadores, en Cristo y en su Espíritu, del sentido del mundo y de la historia”, destacó. “Vuestra pasión nace del estupor, siempre nuevo, por el Señor Jesús, por su modo único de vivir y de amar, de encontrarse con la gente, de sanar la vida, de llevar consuelo”.

Por ello, “vuestro ‘estar dentro’ del mundo no es sólo una condición sociológica, sino también una realidad teológica que os permite estar atentos, ver, escuchar, compartir, intuir la necesidad, compartir la alegría”.

“Esto significa llevar al mundo, en las situaciones que cada uno se encuentre, la palabra que se escucha de Dios. Saber decir esa palabra que Dios quiere decir al mundo es lo que caracteriza el sentido de la laicidad”, explicó.

Por último, recordó que “vuestra vocación y vuestra misión es permanecer atentos, por una parte, a la realidad que os rodea preguntándoos siempre, ¿qué es lo que sucede?, sin limitarse a aquello que se ve en la superficie, sino sumergiéndose hacia el fondo. Por otra parte, vuestra vocación también os lleva a permanecer atentos al misterio de Dios para reconocer dónde se está manifestando”.

También te puede interesar:

Etiquetas: Vaticano, Papa Francisco, consagrados, discursos del Papa Francisco

Comentarios