21 de setiembre de 2020 - 4:16 PM

El Papa Francisco alienta a jóvenes peregrinos a ser “gente que cambie el mundo”

Redacción ACI Prensa

41° Peregrinación Juvenil del NEA - Imagen Nuestra Señora de Itatí. Crédito: Arzobispado de Corrientes.
41° Peregrinación Juvenil del NEA - Imagen Nuestra Señora de Itatí. Crédito: Arzobispado de Corrientes.

El Papa Francisco alentó a los jóvenes que participaron el 20 de septiembre en la 41° Peregrinación Juvenil del NEA (noreste argentino) a Itatí, a “ser gente viva, gente con ideales, gente que cambie el mundo, no estatuas”.

Este año la peregrinación juvenil a la Basílica de Nuestra Señora de Itatí en Corrientes, debió realizarse en forma virtual para evitar la propagación de la pandemia del coronavirus.

El Santo Padre expresó en un videomensaje que a pesar del contexto, lo importante es participar, estar "espiritualmente, poner el corazón ahí”, caminar “hacia el encuentro con la Virgen”.

Ese camino virtual es “un camino nuevo pero que siempre es camino. Lo importante es que nunca, nunca se olviden que la vida es un camino”.

“Les puede pasar mil cosas: quedarte al borde del camino, perdiste; caerte en el camino, buscá rápido quién te ayude a levantar; equivocar el camino, todos nos hemos equivocado, estar atento a que nos ayuden a volver al camino. Quedáte quieto y te va a pasar lo de la mujer de Lot que se transforma en estatua”, agregó.

“Ustedes tienen que ser gente viva, gente con ideales, gente que cambie el mundo, no estatuas”, alentó el Papa Francisco.

“Los acompaño en esta 41º Peregrinación a la Virgen, Ella los espera, Ella sabe lo que pasa en el corazón de ustedes, porque es Madre. Ella los cuide siempre y de paso, pídanle que me cuide mi también”, concluyó el Papa Francisco. 

El mensaje se dio a conocer durante la peregrinación virtual que llevó por lema “Cristo Vive y con María lo anunciamos”.

Durante la jornada de ocho horas la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Corrientes alentó momentos de oración, música e interacción con los peregrinos a través de las redes sociales.

A eso de las 9:00 p.m. (hora local) se realizó la Misa presidida por el Arzobispo de Corrientes, Mons. Andrés Stanovnik desde la Basílica de Nuestra Señora de Itatí.

Allí el Obispo Auxiliar de Corrientes, Mons. José Adolfo Larregain, expresó en la homilía que "peregrinamos a casa; peregrinamos juntos y peregrinamos rezando. A casa, juntos y rezando", destacó.

"Peregrinamos a un lugar muy familiar, como es la casa de nuestra Madre, y como es de Ella es también nuestra. En su casa nos reconocemos como hijos y como hermanos. Ella nos espera, nos ama, nos ayuda. Su casa es un lugar de esperanza para todos nosotros".

En ese sentido, la peregrinación “es un tiempo de gracia y de encuentro, de celebración personal y comunitaria: con Dios, la Virgen y nuestros hermanos". 

"Rezamos con todos y en esa oración el peregrino pone toda su vida: cuerpo y alma. Es una oración sencilla y confiada que la hacemos unidos a todo el Pueblo de Dios", agregó Mons. Larregain.

En la Celebración Eucarística los jóvenes leyeron un manifiesto en el que expresaron que la ocasión es un encuentro con la Virgen María en Nuestra Señora de Itatí, una "presencia maternal que es aguijón y caricia a la vez, presencia que nos impulsa y nos contiene, nos envía a la misión y nos sostiene en ella, presencia cercana y amorosa imprescindible en estos tiempos de tantas distancias".

En su peregrinación los jóvenes llegaron "heridos de ansiedad” y “buscando compasión” de la Madre por aquellos que “padecen la marginación y la exclusión social. Pobreza, desocupación, sinsentido, adicciones, suicidio, violencia son solamente algunos de los rostros sufrientes de cada vez más pibes de nuestra región".

En ese sentido, se comprometieron con la compañía de Jesús a hacerse “compañeros de camino de tantos jóvenes que andan sin rumbo, queremos compartir con ellos alegrías y esperanzas, angustias y tristezas”.

“Vamos a entusiasmarnos por una vida comunitaria comprometida, seamos capaces de grandes sueños y grandes sacrificios por nosotros, por los demás y por la comunidad”.

A su vez, los jóvenes agradecieron a Dios por “el año transcurrido, el don de la vida y la salud, el estudio, y los amigos y amigas” y “en este año tan difícil y tan diferente a los otros años”, soñaron para que los cambios que se están dando en el mundo “sean una oportunidad para darnos cuenta de que todos vivimos en la única casa grande, que todos somos de alguna manera peregrinos y que tenemos que tratarnos con más cariño, respeto y disposición para socorrer a los pobres y a los que más sufren", aseguraron los jóvenes.

Etiquetas: Argentina, jóvenes, Virgen de Itatí, Arzobispado de Corrientes, peregrinación mariana, Basílica Nuestra Señora de Itatí, peritación juvenil

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios