16 de mayo de 2003 - 2:12 PM

El Papa exhorta a los católicos a apoyar material y espiritualmente labor misionera

Redacción ACI Prensa

El Papa exhorta a los católicos a apoyar material y espiritualmente labor misionera

Al recibir a 150 participantes de la Asamblea general del Consejo superior de los directores generales de las Pontificias Obras Misioneras, presidido por el Cardenal Crescenzio Sepe, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el Papa Juan Pablo II exhortó a los católicos a apoyar física y espiritualmente la labor misionera de la Iglesia. En su discurso, el Santo Padre subrayó que “en las Obras Misioneras se manifiesta la solicitud del Papa por todas las Iglesias” y que su tarea era la de promover y sostener las actividades misioneras en todo el Pueblo de Dios, esforzándose de forma especial en ayudar a las iglesias más necesitadas.

“Uno de los objetivos principales de las Obras Misioneras -agregó- es el de suscitar vocaciones ‘ad gentes (misioneras) y de por vida, tanto en las Iglesias antiguas como en las más jóvenes”.

El Papa observó que el mes de mayo es el mes de María y del Rosario y exclamó: “Es muy sugestivo el Rosario misionero”, donde cada decena tiene un color que representa un continente diverso: “blanco para la vieja Europa, para que sea capaz de reapropiarse de la fuerza evangelizadora que ha engendrado en tantas Iglesias; amarillo para Asia, plena de vida y juventud; verde para África, sometida a la prueba del sufrimiento, rojo para América, vivero de nuevas fuerzas misioneras, azul para el continente de Oceanía, que espera una difusión más capilar del Evangelio”.

El Papa recordó que del conjunto de organizaciones misioneras vinculadas a la Santa Sede, la Pontificia Obra para la Propagación de la Fe es la más antigua. Fue fundada en 1822 por una laica, la venerable Marie-Pauline Jaricot, con el fin de “fomentar un ardor misionero renovado en la comunidad cristiana”. Las sumas entregadas en los últimos años a las tierras de misión se han utilizado para construir iglesias y capillas, conventos, rectorías, parroquias y centros de diverso tipo para la catequesis y la formación de catequistas.

La Pontificia Obra de San Pedro Apóstol para el Clero Indígena fue fundada por Jeanne y Stephanie Bigard, madre e hija, que con su “genio femenino” e “intuición espiritual”, como afirmó Juan Pablo II, dedicaron esta obra “al servicio del ministerio universal de Pedro”. Las sumas distribuidas por esta obra se destinan a la construcción de seminarios, a la ampliación de los ya existentes y a ayudas en la formación de los seminaristas.

La Pontificia Obra de la Santa Infancia, fundada en 1843, “defiende los derechos de los niños a crecer en su dignidad de hombres y mujeres”. Una de sus muchas actividades es la creación de escuelas de actividad misionera que facilitan formación profesional durante dos años sobre misiología, espiritualidad y metodología.

Finalmente, la Pontificia Unión Misionera fue creada en 1916 para sensibilizar acerca de la actividad misionera a los sacerdotes, religiosos, candidatos al sacerdocio y a la vida religiosa y a las personas que se dedican a la actividad pastoral de la Iglesia. Cuenta con oficinas en varios lugares del mundo para llevar a cabo su tarea. Publica una revista en diversos idiomas y desde los años 80 ofrece un curso por correspondencia de misiología.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios