El Papa Francisco se ha recuperado de la “leve indisposición” que tuviera ayer, debido a una ligera fiebre, e hizo frente esta mañana a las audiencias que tenía en agenda, como al Prefecto de la Congregación para los Obispos, Cardenal Marc Ouellet, y a un nuevo grupo de Obispos españoles en visita ad Limina.

El Papa también saludó hoy a la organización solidaria vaticana Círculo de San Pedro, con ocasión de su asamblea anual, que da comida y abrigo a las personas en necesidad, y calificó su servicio como una “caricia de Dios”.

En su mensaje, el Santo Padre indicó que el trabajo de esta organización es “un signo visible de la caridad de Cristo”, en apoyo “de las actividades caritativas de la Santa Sede en favor de los pobres y necesitados y en el servicio de honor y la acogida a peregrinos que vienen a Roma desde todas las partes del mundo”.